Advertisement

(AP) — Los habitantes del noreste de Estados Unidos amanecieron el lunes con las calles y techos cubiertos de nieve, a consecuencia de una fuerte tormenta invernal que obligó a cerrar escuelas y trabó el tránsito.

Se prevé que la tormenta arrojará entre 12 y 20 centímetros (5 y 8 pulgadas) de nieve en parte de la región, y hasta 25 centímetros (10 pulgadas) en el norte de Nueva Inglaterra.

Advertisemen

En Pensilvania las autoridades emitieron restricciones al transporte vehicular. En Nueva Jersey, el gobernador Phil Murphy declaró el estado de emergencia para la totalidad del estado.

En la ciudad de Nueva York, el alcalde Bill de Blasio ordenó el cierre de las escuelas e impuso restricciones al estacionamiento de vehículos en la calle.

Las zonas al sur y al oeste de Boston fueron las que más nieve recibieron, dijo el Servicio Nacional de Meteorología. El poblado de Sharon presenció 41 centímetros (16 pulgadas); el de Weymouth 38 centímetros (15 pulgadas) y los de Foxborough y Natick 36 centímetros (14 pulgadas).

En Pomfret, Connecticut, cayeron 41 centímetros (16 pulgadas y media) y Burrillville, Rhode Island, tuvo 43 centímetros (17 pulgadas).

El famoso Central Park de Nueva York recibió 13 centímetros (5 pulgadas).

Cientos de escuelas en todo el país cancelaron o postergaron clases debido a la tormenta. En partes de Nebraska se preveían temperaturas de 40 grados Fahrenheit bajo cero (40 grados centígrados bajo cero), por lo cual se ordenó el cierre de escuelas y negocios.

Miles de personas, además, se encontraban sin electricidad debido a que la espesa nieve tumbó los cables exteriores.

Las autoridades sospechan que la tormenta fue parte de la causa de un accidente vial en que murieron dos adolescentes a 48 kilómetros (30 millas) al norte de Filadelfia la noche del domingo. El conductor del vehículo, un joven de 17 años, fue hospitalizado.