Noticias del Deporte

0
581

Beckham invierte 72 millones de euros en su ‘sueño americano’

· El ex futbolista inglés estaría aportando esta cifra para la creación del nuevo equipo Miami Goleen Balls y un nuevo estadio, según ‘Daily Star’

David Beckham quiere tener a “los mejores jugadores del mundo” en Miami.

El ex futbolista inglés, David Beckham, podría haber invertido unos 100 millones de Dólares, es decir, 72 millones de Euros en su nuevo proyecto de creación de un nuevo equipo de fútbol y estadio para la ciudad de Miami, según el ‘Daily Star’. El ex futbolista, aportaría la misma cantidad que otros dos socios en el futura escuadra, los Miami Golden Balls. Sus dos compañeros de aventura son el magnate de televisión Simon Fuller y el multimillonario boliviano Marcelo Claure.

Fuentes del cotidiano británico aseguran que pese a que “Beckham sea el menos rico de los tres socios, su fortuna personal seguirá creciendo”. Pese a ello, también explica que “él es el que toma el riesgo más grande de los tres”.

Además, el ‘Daily Star’ también apunta que “esta no ha sido una decisión rápida, sino que Beckham ha recibido su propia franquicia como fruto de parte de su fichaje por la MLS, recalando en Los Ángeles Galaxy, en 2007.

Un acuerdo que “le daba derechos a invertir 15 millones de Euros en un nuevo club”. Finalmente, “Beckham decidió poner la misma cantidad que los otros dos inversores” ha matizado.

Además, la fuente del cotidiano británico asegura que la esposa, Victoria Beckham “ha sido importante para convencerle para que el ex futbolista diera este paso, una decisión muy difícil”.

A finales de marzo, Beckham presentó el que sería el nuevo estadio de los Miami Golden Balls (MLB), que tendrá una capacidad para unos 26.000 aficionados. El conjunto del ex madridista empezará a competir en 2016, con una plantilla para la que el ‘Spice Boy’ quiere “traer a los mejores jugadores del mundo”.

Messi es el futbolista con más ingresos del mundo por delante de Cristiano Ronaldo

El argentino del Barcelona Lionel Messi es el futbolista con más ingresos del mundo con 41 millones de euros, por delante del portugués Cristiano Ronaldo con 39,5 millones y del brasileño del Barça Neymar con 29 millones, según la clasificación publicada este martes por la revista francesa “France Football”.

Es el cuarto año en el que Messi encabeza la lista de jugadores con más ingresos desde que la publicación gala comenzó a elaborarla en 1999 y que ya dominó en 2010, 2011 y 2012.

El año pasado, el argentino fue superado por el inglés David Beckham, que ha desaparecido de la presente edición al no estar en activo.

Messi se embolsó 12,5 millones de euros en concepto de salario anual, a lo que sumó 2,5 millones por primas y 26 millones por sus contratos publicitarios.

En total, el argentino del Barcelona ingresó 6 millones de euros más que en la edición de 2013 de la lista, en la que tuvo un millón menos que Beckham.

Messi es el quinto deportista con más ingresos, según “France Football”, superado por el golfista estadounidense Tiger Woods (53 millones), el tenista suizo Roger Federer (51,5 millones) y los jugadores de baloncesto estadounidenses Kobe Bryant (46,5 millones) y LeBron James (44 millones).

La sustancial mejora del contrato de Ronaldo con el Real Madrid no le ha permitido superar a Messi. El portugués ingresó 39,5 millones de euros, 9,5 más que en la edición del año pasado.

Pasó a cobrar como salario anual 17 millones, medio millón por primas deportivas y 22 millones en contratos publicitarios.

Ronaldo nunca ha liderado la lista de los jugadores con más ingresos del mundo, en la que ya fue segundo en 2011 y tercero en 2010, 2012 y 2013.

Neymar firma la aparición más espectacular de la clasificación, avanzando en dos años desde la décimo tercera posición a la tercera. Mucho ha tenido que ver en ello el contrato firmado el pasado verano con el Barça que le garantiza un salario de 14,5 millones de euros.

A ello sumó medio millón de primas y otros 14 millones de contratos publicitarios, para totalizar 29 millones.

El cuarto futbolista con más ingresos es el inglés del Manchester United Wayne Rooney (24 millones), por delante del sueco del París Saint-Germain Zlatan Ibrahimovic (23,5 millones), del colombiano del Mónaco Radamel Falcao (21,2 millones) y del argentino del Manchester City Sergio “Kun” Agüero (19,7 millones).

Completan el “top ten” el brasileño del PSG Thiago Silva (17 millones), el belga del Chelsea Eden Hazard (16,8 millones) y el francés del Bayern de Múnich Frank Ribéry (16,5 millones).

Fernando Torres es el primer español de la lista, en el undécimo puesto, con unos ingresos de 16,2 millones, 10,9 millones por salario, 300.000 euros por primas y 5 millones de contratos publicitarios.

David Silva es décimo tercero, con 15,5 millones, tres puestos por encima del uruguayo del Liverpool Luis Suárez, con 14,2 millones.

En cuanto a los entrenadores, la clasificación está encabezada por el del Chelsea, el portugués José Mourinho, que con 17 millones de euros supera al español del Bayern de Múnich, Pep Guardiola, con 15 millones.

Es el quinto año consecutivo y el noveno en total en que Mourinho acaba como entrenador mejor pagado de la lista, que “France Football” dedica a los entrenadores desde 2004.

El portugués ha dejado de ser el mejor pagado solo en dos años, el primero, cuando la clasificación fue liderada por el británico del Manchester United Alex Ferguson y en 2009, cuando el que más ingresos tuvo fue el brasileño Luiz Felipe Scolari.

El técnico italiano del Galatasaray, Roberto Mancini, es tercero con 14 millones, por delante de tres compatriotas: el entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, con 13,5 millones, el seleccionador de Rusia, Fabio Capello, con 12 millones, y el técnico del Guanghzou chino, Marcello Lippi, con 11,5 millones.

El entrenador del Nápoles, el español Rafael Benítez, fue décimo con 6,8 millones, mientras que el chileno del Manchester City fue decimotercero con 6,4 millones y el argentino del Barcelona Gerardo “Tata” Martino fue decimosexto con 5,4 millones.

Púgil cubano escapa en Estados Unidos con el sueño de probarse como profesional

Marco Forestal durante un pesaje en La Habana.

Una señal de mano fue todo lo que bastó para cambiar la vida de Marcos Forestal Caudín.

El púgil cubano aprovechó recientemente una visita a un centro comercial en Salem (Oregon) para fugarse de la escuadra nacional que el pasado sábado en la noche participaba en el choque contra Estados Unidos como parte de los cuartos de final de la Serie Mundial de Boxeo.

“Fue una decisión tomada al instante, pero que una vez la fijé en mi cabeza, no tuvo marcha atrás’’, expresó Forestal, quien viajaba a Portland, Oregon, para unirse a la familia de su hermana. “Estoy muy cansado luego de tantas tensiones, pero creo que ha dado el paso correcto en mi vida’’.

Desde hacía tiempo Forestal no se encontraba contento con su situación en la isla, pues recientemente había cumplido dos años de suspensión por lo que la comisión de boxeo del país consideraba una actitud contraria a los del equipo.

Antes de una gira por Europa con base de entrenamiento en Bulgaria en el 2011, Forestal pidió permiso para visitar unos días a una novia en Alemania, pero según el boxeador, los encargados de la seguridad de la escuadra nacional lo consideraron un “posible emigrante’’ y lo separaron por dos años.

La separación durante seis meses por indisciplina del campeón olímpico de Londres 2012, Robeisy Ramírez, le abrió las puertas a Forestal a la plantilla para la Serie Mundial de Boxeo.

Y cuando vio la mano amiga que le hizo una señal en el complejo de tiendas en Salem, New Hampshire, no lo pensó dos veces para escabullirse y entrar al auto donde lo esperaban unos amigos.

“En Cuba la vida de uno se reduce a lo mismo, a enfrentar a los mismos’’, indicó Forestal, quien nació en Guantánamo. “Ahora quiero probarme en el boxeo profesional, quiero demostrarme a mí mismo y al mundo que pudo brillar al más alto nivel que ofrece este deporte’’.

La fuga de Forestal es el último de una serie de problemas en el enfrentamiento entre Cuba y Estados Unidos, pues la primera parte de este choque no pudo celebrarse en el sur de la Florida –como estaba previsto el 28 de marzo- debido a razones que no quedan del todo claras.

Según informaron ejecutivos de la SMB todo se debió a problemas con la “información suministrada’’, pero desde ese momento Cuba pidió que “ante la situación creada en Miami, de hecho incapaz de garantizar la sede en tiempo y forma, se evalúe la conveniencia de designar otro escenario”’.

La escuadra nacional cubana barrió el 4 de abril en sus cinco peleas en la Habana y sólo necesitaba un triunfo en Salem para pasar a la semifinal.

Real Madrid vence a Barcelona y se proclama campeón de Copa del Rey

El conjunto blanco logró el triunfo en Mestalla con un golazo del delantero galés Gareth Bale a cinco minutos del final

En Valencia ya ante la ausencia de Cristiano Ronaldo, Gareth Bale encontró que el traje de héroe estaba vacante y se lo puso. Neymar simplemente no pudo ceñírselo unos minutos después.

En realidad, muchos ternos parecen quedarle grandes al Barcelona en la actualidad.

Bale hizo un despliegue portentoso de velocidad para anotar en las postrimerías del encuentro y darle al Real Madrid su 19no título de la Copa del Rey el miércoles, al imponerse por 2-1 al Barcelona en un duelo electrizante.

El galés Bale conquistó así el primer título en su carrera.

“El gol de Bale fue increíble, no sé si he visto alguna vez algo igual”, opinó su compañero Xabi Alonso, en declaraciones a la televisión.

En 2011, fue Cristiano quien lució en la prórroga para que el Madrid conquistara la Copa del Rey, también a costillas del Barsa. Ahora, Bale anotó a los 85 para que el cuadro “Merengue” repitiera la proeza en el mismo estadio de Mestalla, merced al primer tanto del británico en tres clásicos contra el rival acérrimo.

El argentino Ángel di María anotó a los 11 minutos en un contragolpe para poner en ventaja al Madrid, que dominó la primera parte ante un adversario que careció de ideas al frente y que mostró una lentitud inusitada para recuperar el esférico a la defensiva.

Marc Bartra, zaguero del Barsa, igualó a los 67, al rematar un saque de esquina para cortar la racha sin precedentes de Iker Casillas, quien no había aceptado un solo gol en el torneo. Bartra alineó sólo mediante una autorización médica emitida de último minuto, tras verse aquejado por una lesión.

Ese tanto infundió una energía que el Barcelona no había podido mostrar hasta ese instante. Tras una hora de apatía, el argentino Lionel Messi entró en acción, y los últimos 15 minutos del cotejo se convirtieron en una frenética ida y vuelta.

Pero cuando el resultado estaba en la cuerda floja, Bale lo inclinó a favor del Madrid.

Un balón adelantado estuvo a punto de perderse en la media cancha, junto a la línea de banda. De algún modo, Bale le dio un fuerte punterazo y lo persiguió, incluso saliéndose del campo, para alcanzarlo y eludir a Bartra, antes de entrar al área y fusilar al arquero José Pinto.

“Era un momento decisivo. Cuando Bartra anotó cualquier cosa podía pasar”, dijo el estratega italiano. “Bale jugó bien, todo el equipo jugó bien. Hay que jugar como una unidad compacta para vencer al Barcelona”.

El Barsa tuvo todavía una última oportunidad, pero el tiro de Neymar dio en el marco a los 90.

“Es difícil ver que un jugador haga un pique como ése (el de Bale), en esa etapa del partido”, reconoció el técnico argentino del Barcelona, Gerardo Martino. “El partido estaba a nuestro favor después de que empatamos, hasta ese contraataque”.

El avión que transportaba al monarca español tuvo problemas técnicos que retrasaron su despegue. Sin embargo, Juan Carlos llegó a tiempo para el partido, atestiguado también por unos 50.000 espectadores, divididos en grandes secciones de camisetas blancas y azulgranas.

La derrota es prácticamente la puntilla para el Barsa, en una temporada que parece desmoronarse inevitablemente hacia el fracaso. Tras quedar eliminado en la Liga de Campeones de Europa, el conjunto “Culé” se quedó con las manos vacías también en la Copa del Rey, de la que es el máximo ganador, con 26 conquistas.

“El golpe es muy duro; nuestras expectativas en el partido de hoy eran muy grandes”, dijo Martino. “Teníamos todos los deseos de ganar. En una derrota, hacer referencias individuales es muy difícil. Me quedo con el fútbol que desplegó el equipo. Quizás nos faltó profundidad pero con mucho control”.

Además, el club catalán marcha tercero en la liga española, donde parece difícil que pueda refrendar el título.

El Madrid, en cambio, ha conquistado dos veces la Copa del Rey en los últimos cuatro años, después de quedarse sin ese título entre 1993 y 2011.

“Estamos orgullosos, con los que podíamos hemos peleado”, dijo Xabi Alonso. “Ha sido un partidazo para vivirlo y jugarlo. Ahora, a disfrutarlo y a estar orgulloso del Madrid”.

Noticias del Deporte