Nueva norma en EEUU obliga a plantas químicas a reducir emisiones tóxicas

0
20

(AP) — Más de 200 plantas químicas de Estados Unidos deberán reducir emisiones tóxicas capaces de causar cáncer, bajo una nueva norma emitida el martes por la Agencia de Protección Ambiental (EPA).

La norma impulsa el propósito del gobierno del presidente Joe Biden de proteger el medio ambiente y resguardar la salud de comunidades afectadas por la contaminación industrial de tóxicos como el óxido etileno, el cloropreno y otras sustancias peligrosas, dijeron funcionarios.

Algunas de las zonas beneficiadas son vecindarios de mayoría negra en las afueras de Nueva Orleans que el administrador de la EPA, Michael Regan, visitó en 2021 como parte de una gira para evaluar necesidades ambientales que apodó “Journey to Justice Tour”. La norma reducirá significativamente las emisiones de cloroporeno y otros contaminantes en la Planta Denka Performance Elastomer, en LaPlace, Luisiana, la mayor productora de emisiones de cloropreno en el país, dijo Regan.

“Cada comunidad de este país merece respirar aire limpio. Es por eso que realicé la gira ‘Journey to Justice’ a comunidades como St. John the Baptist Parish, donde los residentes han sufrido aire tóxico por demasiado tiempo”, expresó Regan. “Prometimos escuchar a las personas que sufren de contaminación y protegerlas. Hoy cumplimos la promesa, con estrictos estándares para reducir la contaminación, reducir el riesgo de cáncer y garantizar aire más limpio para las comunidades aledañas”.

Si se combina con una nueva norma emitida el mes pasado contra las emisiones de óxido de etileno provenientes de esterilizadores comerciales usados para limpiar equipos médicos, la nueva norma reducirá las emisiones de óxido de etileno y de cloropreno en casi 80%, según funcionarios.

La norma abarcará 218 instalaciones en Texas, Luisiana, el Valle del Río Ohio, Virginia Occidental y la parte alta del sur, dijo la EPA. La medida actualiza varias regulaciones sobre emisiones de plantas químicas que no han sido modificadas en casi dos décadas.

El legislador demócrata Troy Carter, cuyo distrito en Luisiana cubre la planta Denka, calificó la nueva norma como “un paso monumental” hacia la protección de la salud pública y el medio ambiente.

“Las comunidades merecen estar seguras, es algo que he dicho desde siempre”, dijo Carter a reporteros el lunes. “Es algo que debe comenzar con la regulación apropiada. Es algo que debe comenzar con escuchar a la gente más afectada, en vecindarios que sin duda han sufrido por estar más cerca de las plantas químicas, y no solo son plantas químicas, sino que son plan plantas químicas que no obedecen las normas”.