Advertisement

En el corazón de Hanói, este martes (tiempo local) el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se sentó a saborear una comida de US$6 con el célebre chef Anthony Bourdain.

La cita tuvo lugar durante la visita del mandatario estadounidense a Vietnam.

Advertisemen

Bourdain, conocido por su amor por la comida callejera, describió el encuentro en una serie de mensajes en Twitter e Instragram.

Pero la imagen de la comida entre el mediático chef y el mandatario desató multitud de especulaciones en las redes sociales de escépticos internautas.

Te contamos algunos de los detalles del encuentro más comentados:

1. Nadie parece darse cuenta de que están en el restaurante
Los otros comensales parecen estar totalmente ajenos a la presencia en el restaurante del presidente de EEUU, un célebre chef y supuestamente un sustancial equipo de seguridad, fotógrafos y camarógrafos.

“Me encanta cómo los comensales son tan buenos pretendiendo que no tienen ni idea quién está sentado en la mesa de al lado”, tuiteó la periodista brasileña Sofia Perpetua.

La multitud fuera del restaurante mostró algo más de entusiasmo.

La discusión sobre este encuentro en la red social Reddit, que atrajo a 3,000 usuarios, se desvió hacia dónde podían haberse estado escondiendo los agentes del servicio secreto.

2. La comida simétrica
El menú que degustaron Obama y Bourdain incluía bun cha, un platillo vietnamita de puerco a la parrilla y fideos de arroz, y algunas verduras, todo acompañado con cerveza Hanoi.

En las redes sociales se plantearon preguntas sobre la forma como estaba acomodada la comida.

“La alineación perfecta de los alimentos me incomoda”, dijo un usuario de Instagram. “Mira lo simétrico de los tazones, los palitos chinos y los platos”.

Otro usuario se mostró un poco más alegre: “Comiendo en perfecta simetría, geniales e inteligentes”.

3. Las habilidades presidenciales con los palitos chinos
Anthony Bourdain no tardó en elogiar las habilidades del presidente Obama con los palitos chinos, que describió como “precisas”.

“Orgulloso del presidente, de que haya colocado sus palitos de forma tan cuidadosa en su tazón y no los haya clavado en los fideos. Eso hubiera sido muy burdo y una enorme falta de respeto”, indicó otro usuario.

4. Sillas de plástico y cerveza Hanoi
El análisis de los detalles de la fotografía se convirtió en una discusión sobre la vida vietnamita.

“Ah, nuestras desvencijadas sillas de plástico azul: eso es Vietnam“, dijo el usuario de Instragram Chi Mai.

“Sin interiores elegantes, sólo muebles simples para dejar que la comida y la conversación sean la base de la plática”, escribió otro.

Algunos deseaban saber cuál era la cerveza que eligió el líder estadounidense.

A pesar de las especulaciones sobre “el montaje” de la fotografía, y los debates sobre el objetivo del encuentro, la imagen deleitó a muchos internautas en todo el mundo.

“¿No les parece genial? No todos pueden comer fideos, beber cerveza y sentarse en sillas de plástico mientras conversan con Anthony Bourdain y Barack Obama en el genial Vientam“, tuiteó Jon Hopper, residente en Nueva York.

Obama come en Vietnam con el chef Anthony Bourdain en restaurante popular