Ola de colombianos vuela a México para llegar a EEUU

0
44
Juan, de Colombia, tiende su ropa para que se seque en un albergue para migrantes el jueves 21 de abril de 2022 en Tijuana, México. (AP Foto/Gregory Bull)

(AP) — Álvaro pensó en abandonar Colombia cuando la pandemia golpeó con dureza su negocio de venta de accesorios de computadoras y celulares. El colombiano, de 55 años, lidiaba además con la discriminación por su orientación sexual.

Oyó que el viaje no sería tan complicado: México no imponía restricciones a los colombianos, lo que le permitiría volar hasta la frontera sur estadounidense para pedir asilo.

“En ese momento no pedían visa en México”, recordó en una entrevista con The Associated Press.

Y así fue como Álvaro, que solicitó no hacer público su apellido debido a su estatus migratorio, se unió en marzo a miles de colombianos que abandonan uno de los países más poblados de Latinoamérica para recorrer una ruta que pocos habían utilizado, hasta ahora.

Los colombianos fueron parados en la frontera entre Estados Unidos y Mexico más de 15.000 veces en marzo, lo que supone un aumento de 60% en comparación con febrero y casi 100 veces más que las detenciones que se registraron el año pasado, según datos de la Patrulla Fronteriza.

Muchos vuelan a Ciudad de Mexico o Cancún y toman un autobús u otro avión a ciudades fronterizas mexicanas para cruzar después a pie a Estados Unidos.

Durante el último año México introdujo restricciones de viaje para otros tres países latinoamericanos de los que salían grandes cantidades de personas en ruta a Estados Unidos. La medida dio resultado de inmediato: las autoridades estadounidenses registraron una reducción del 65% en la llegada de brasileños en enero, el mes después de que México les comenzó a exigir visas.

Los ecuatorianos fueron detenidos un 95% menos en octubre que en agosto y los venezolanos fueron detenidos un 88% menos en febrero que en diciembre, después de que México empezara a exigirles visa.

Una dinámica similar podría estar ocurriendo con los colombianos.

“Si se observa la gran cantidad de venezolanos que llegaron a México en diciembre, antes de que entraran las restricciones de visa en enero, se podría sugerir que a la gente (los colombianos) se les dijo… ‘ahora es su oportunidad, vengan ahora’”, opinó Maureen Meyer, vicepresidenta de programas de The Washington Office on Latin America, un grupo de derechos humanos.

Los colombianos tienen pocas razones para preocuparse. Junto con Perú y Chile, Colombia y México forman el bloque económico de la Alianza del Pacífico y los cuatro países han acordado no imponer visas a los demás.

Pero la administración del presidente estadounidense Joe Biden está presionando a México para que sea más estricto. En abril, México impuso un proceso de registro en línea para los colombianos exigiendo itinerarios de viaje, reservas de hoteles en México y boletos de salida.

Álvaro salió en marzo de Bucaramanga, en el centro-norte de Colombia, y voló a la Ciudad de México, pero fue devuelto a Colombia porque no tenía reserva de hotel.

Dos días después un traficante de personas reservó una habitación de hotel y Álvaro voló de regreso a la Ciudad de México. Desde allí voló a Mexicali, al otro lado de la frontera con Calexico, California. Escaló el muro fronterizo en una frágil escalera y se entregó a los agentes fronterizos estadounidenses.