ONGs de EEUU realizan campaña para donar jeringas a Cuba

0
291
Un hombre recibe una inyección de la vacuna cubana Abdala contra el COVID-19 en un consultorio médico en Alamar, en las afueras de La Habana, Cuba, el viernes 14 de mayo de 2021. (AP Foto/Ramón Espinosa)

(AP) — Organizaciones de Estados Unidos comenzaron una campaña para comprar y donar 10 millones de jeringas a Cuba con las cuales se espera vacunar contra el nuevo coronavirus a la población de la isla, que inició una campaña masiva con antígenos propios.

La recolección se sumó además a otras similares que se realizan el España, Italia y algunas naciones latinoamericanas como Argentina y Honduras pero de menos volumen.

“La iniciativa está siendo organizada mediante la Campaña Salvando Vidas e incluye decenas de organizaciones nacionales y locales, incluyendo MEDICC, DSA, CodePink, IFCO y el Centro de Estudios Cubanos”, dijo a The Associated Press, Bob Schwartz, presidente de Global Health Partners, la organización no gubernamental que coordina las donaciones.

Schwartz indicó que el proyecto se lanzó hace menos de un mes y esperan recolectar unas 10 millones de jeringuillas para “aliviar la escasez causada por el embargo estadounidense”.

Mientras, explicó el directivo, están en contacto con el Ministerio de Salud de Cuba y tienen un permiso de exportación del Departamento de Comercio de Estados Unidos para las donaciones.

“Planeamos enviar contenedores”, informó Schwartz. “Encontrar jeringas hoy en día es tan difícil como comprar toallitas Clorox en marzo, abril pasado: son difíciles de encontrar y el precio se ha disparado”, agregó.

Cuba inició el 10 de mayo una campaña masiva de inoculación con sus propias vacunas, Abdala y Soberana 02, desarrolladas y producidas por la isla.

Aunque todavía se encuentran en la tercera fase del ensayo clínico, las autoridades tomaron la decisión de realizar una “intervención sanitaria” -que permite aplicar el antígeno antes de su permiso definitivo por la entidad reguladora- debido a un rebrote persistente de COVID-19 desde comienzos del año.

El gobierno indicó que se inoculará bajo esta modalidad hasta el mes de junio o julio, cuando se contará con un 22% de la población vacunada y estará lista la autorización de emergencia, para finalmente en agosto tener el 70% inmunizado. Quedarían exceptuados por ahora los menores de edad.

Un reporte oficial al cierre del 22 de mayo indicó que se habían vacunado en todo el país unas 774.000 personas, priorizando al personal de salud y los grupos de riesgo.

Esta cifra debe sumarse a los 400.000 que recibieron los antígenos Abdala y Soberana. durante la Fase III.

Cuba es el único país latinoamericano que tiene sus propios antígenos, un logro enorme para la pequeña isla del Caribe con un poderoso polo de biociencia.

Los centros de producción de vacunas esperan contar con 100 millones de dosis este año, lo que abrió expectativas en otros países deseosos de contar con productos.

Las autoridades cubanas hasta ahora no reportaron falta de insumos específicos para la vacunación, aunque los científicos mencionaron las dificultades para adquirir materias primas debido a las sanciones de Estados Unidos a la isla, que se agudizaron durante la administración del presidente Donald Trump y que el nuevo mandatario Joe Biden no ha eliminado.

“Personalmente dirigí un estudio sobre el impacto de estas sanciones en la salud y la nutrición en Cuba y fui descubriendo la gravedad de su influencia”, dijo a AP Gail Reed, miembro de la organización MEDICC con sede en Oakland, California, y una de las participantes de la campaña de donación. “Hemos sido testigos de los esfuerzos de los profesionales de la salud y los científicos cubanos por mejorar la salud de la población sobre la base de un sistema nacional de salud que es público y universal”.

Reed sostuvo que durante la administración Trump “se intentó destruir el progreso hacia un entendimiento con Cuba que había logrado la administración de (Barack) Obama… Por eso es tan importante que ahora nosotros como norteamericanos tomemos las riendas para, con esta campaña de jeringuillas, hacer una modesta contribución”.

Estados Unidos tiene algunas excepciones a las sanciones -como medicinas y alimentos-, pero en la práctica suelen verse dificultados por restricciones financieras.

El director de Epidemiología de Cuba, Francisco Durán, reportó el miércoles 1.129 nuevos casos para un acumulado de 136.000 contagios de COVID-19 desde el inicio de la pandemia y 912 fallecidos.

————-

Andrea Rodríguez está en Twitter: www.twitter.com/ARodriguezAP