Advertisement

 

El oro revirtió su tendencia el viernes y cerró a la baja, frenando dos días de ganancias que lo sacaron de mínimos de casi seis años, ante la fortaleza del dólar y comentarios de una autoridad de la Reserva Federal de que el banco central “pronto” estará listo para subir las tasas de interés.

Advertisemen

“Esperamos que relativamente pronto estaremos razonablemente confiados en que la inflación regresará a nuestro objetivo de 2%”, dijo William Dudley, el influyente jefe de la Fed de Nueva York.

El oro al contado bajó 0.5%, a 1,076.40 dólares la onza, mientras que los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en diciembre cerraron con una pérdida de 1.60 dólares a 1,076,30 dólares la onza.

Los precios finalizaron la semana con una leve baja después de haber escalado 1.1% el jueves.

El oro fue presionado por los dichos de Dudley, así como por la fortaleza del dólar, dijo Eli Tesfaye, estratega de mercado senior de la correduría RJO Futures en Chicago.

“No veo una gran presión a la baja, pero tampoco un factor alcista para que esto mejore. El mercado no ha encontrado una dirección final”, agregó Tesfaye.

Los precios del lingote subieron más temprano, ya que las expectativas de que la Fed se tome un tiempo en subir las tasas de interés provocó una oleada de coberturas de posiciones cortas tras la caída del metal a mínimos de seis años.

Analistas dijeron que el mercado había caído excesivamente tras el desplome del lingote a mínimos de febrero del 2010, el miércoles. Una sugerencia en las minutas de la última reunión de la Fed de que el banco se movería cautelosamente sobre las tasas provocó coberturas cortas.

a mínimo de seis años, con mira en la Fed