Advertisement

(AP) — Juan Carlos Osorio dejó la dirección técnica de la selección de Paraguay el miércoles, apenas cinco meses después de que el colombiano había asumido el puesto y a menos de medio año de que comience la Copa América.

Osorio esgrimió “razones familiares” al anunciar su salida en una rueda de prensa en la que fue acompañado por el presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol, Robert Harrison.

Advertisemen

“Por razones familiares propias, desafortunadamente, no puedo seguir en el cargo”, dijo Osorio, el técnico que dirigió a México en el Mundial que se jugó en Rusia el año pasado. “Quisiera agradecerles por su apoyo a todos. Fue un orgullo para mí, dirigir, conducir y entrenar a la selección”.

Tras la eliminación de México en los octavos de final de la Copa del Mundo, Osorio no llegó a un acuerdo para seguir en el Tri, y tomó el mando de la Albirroja a inicios de septiembre.

Se marcha sin haberle podido dirigir en un torneo oficial. Solo estuvo al frente para un amistoso, el que Paraguay empató 1-1 con Sudáfrica.

Su salida se produce a cuatro meses de la Copa América en Brasil.

Osorio afirmó que “Paraguay tiene grandes posibilidades en la Copa América, sea quien sea el nuevo entrenador”.

“Ha sido una experiencia extraordinaria, enriquecedora, me familiaricé con el fútbol paraguayo al que admiro profundamente”, agregó.

Harrison dijo que la decisión de rescindir el contrato se tomó en conjunto.

“Queremos agradecer al profesor Osorio por todo lo bueno que nos enseñó en esta corta estadía en el fútbol nacional- También, aclarando que él y nosotros hemos cumplido a cabalidad con el contrato que nos une hasta el día de hoy”, dijo el mandamás del fútbol guaraní, quien reveló que la decisión de rescindir el convenio se tomó tras conversar con el estratega el mismo miércoles.

Luego, se convocó de forma inesperada a una conferencia de prensa, en la que se hizo el anuncio de la rescisión que, en cambio, era vaticinada por distintos medios locales desde hacía semanas.

El colombiano fue contratado el 3 de septiembre, pero en el mismo día de su presentación ante la prensa de Asunción dijo que su sueño como profesional era dirigir a Colombia.

Expresó ese mismo deseo en reiteradas ocasiones, un hecho que le generó críticas del medio futbolístico local.

El exportero y capitán de la selección paraguaya, José Luis Chilavert, dijo recientemente, en una conferencia de prensa, que Osorio “tiene el pensamiento solo en Colombia”.

“Paraguay no puede depender de un entrenador. Nuestra selección tiene historia”, sentenció Chilavert.

El portal de noticias Hoy, de la capital paraguaya, fue quizás el medio más crítico hacia Osorio.

“Estuvo cinco meses a cargo del puesto de seleccionador cuando en una lúgubre conferencia de prensa dieron la noticia que nadie quería pero que se veía venir”, indicó el sitio tras el anuncio.

Esperada o no, la partida de Osorio deja a Paraguay en la necesidad de buscar un entrenador para disputar la Copa América, en la que formará parte del Grupo B, con Argentina, Colombia y Qatar.

La selección guaraní comienza su participación el 16 de junio, ante los qataríes.

Harrison reconoció que la ruptura “golpea nuestro proceso, principalmente porque se viene la Copa América en el Brasil y porque a fines de este año tendremos partidos de las eliminatorias para Catar”.

Confirmó que “fueron concretados dos amistosos con Perú y México. Inmediatamente, formaremos un equipo técnico para empezar a trabajar de frente a esos compromisos internacionales”.