Advertisement

La fecha tope es el 1 de septiembre de este año. A partir de entonces se considerará delito en Estados Unidos viajar a Corea del Norte con pasaporte estadounidense sin contar con un permiso especial, para el que tendrán prioridad solamente periodistas, trabajadores humanitarios y algunas personas en casos excepcionales.

El Departamento de Estado trasladó la notificación este miércoles al Registro Federal en la que especifica las cuatro categorías bajo las que se puede solicitar permiso para un viaje de ida y vuelta a Corea del Norte.

Advertisemen

Se trata de periodistas que vayan a cubrir información al país asiático, empleados de Cruz Roja Estadounidense o del Comité Internacional de Cruz Roja, otros trabajadores humanitarios y cualquier otra persona cuyo viaje se considere ” de interés nacional”.

El Departamento de Estado declarará inválidos aquellos pasaportes de ciudadanos que intenten viajar a Corea del Norte y no se ajusten a alguna de las categorías definidas, alertó el Registro Federal.

La prohibición de viaje, anunciada el 21 de julio, estará vigente un año a no ser que el secretario de Estado, Rex Tillerson, decida extenderla o revocarla.

Además, las personas que actualmente se encuentren en el país asiático con pasaporte estadounidense “deberían abandonar Corea del Norte antes de que la restricción de viaje entre en vigor” el 1 de septiembre, precisó el Departamento de Estado en un comunicado.

El anuncio del veto de Washington se produjo un mes después del fallecimiento de Otto Warmbier, un estudiante que viajó como turista al hermético país y acabó en coma tras ser condenado a 15 años de trabajos forzados por intentar sustraer un cartel de propaganda.

El Departamento de Estado justificó el 21 de julio la prohibición de viaje debido a “las crecientes preocupaciones por el grave riesgo de arresto y detención a largo plazo bajo el sistema legal norcoreano”.