Petro pide a Maduro volver al sistema interamericano de DDHH

0
51
El presidente de Colombia, Gustavo Petro, centro izquierda, y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante una ceremonia de bienvenida en los escalones del Palacio Presidencial de Miraflores, en Caracas, Venezuela, el martes 1 de noviembre de 2022. (AP Foto/Ariana Cubillos)

(AP) — El presidente colombiano Gustavo Petro le pidió el martes a su homólogo venezolano Nicolás Maduro reintegrarse al sistema interamericano de derechos humanos que abandonó el chavismo desde 2013, idea que el mandatario venezolano dijo estar considerando.

La invitación se hizo pública luego de la primera reunión presencial que sostuvieron los dos mandatarios en Caracas, luego de años de tensiones entre los dos países vecinos.

En la reunión privada hablaron sobre los pasos a dar en función de reconsiderar la entrada al sistema interamericano de derechos humanos, según detalló Maduro en una declaración conjunta. “He sido muy receptivo y así será en el transcurso de las próximas semanas, en relación a este interesante tema planteado por el presidente Gustavo Petro”, agregó.

En septiembre de 2012, el gobierno venezolano denunció la Convención Americana sobre Derechos Humanos y un año después se concretó su salida de ese sistema. Ello implicó que las violaciones a derechos humanos que pudieran ocurrir en Venezuela después de septiembre de 2013, no podían ser conocidas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH). Activistas de los derechos humanos advirtieron que la medida iba en detrimento de la protección de los derechos de los venezolanos.

Con el encuentro inició una nueva etapa en la espinosa relación bilateral que a lo largo de casi dos siglos ha tenido frecuentes incidentes entre sus fuerzas armadas y disputas por la soberanía de territorios que desembocaron en la ruptura del vínculo diplomático y comercial en los últimos tres años.

Petro arribó a Caracas en un vuelo de la Fuerza Aérea Colombiana y fue recibido con honores en el palacio presidencial por Maduro. El anterior encuentro de Maduro con un presidente colombiano fue en agosto de 2016 en Caracas, cuando con Juan Manuel Santos acordó la reapertura gradual de varios pasos fronterizos que había ordenado cerrar luego de un ataque que sufrieron tres militares y un civil.

Petro está interesado en la “construcción democrática de América” y para eso propone fortalecer los derechos humanos en la región.

En ese sentido Maduro anunció el propósito de regresar como miembros de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), atendiendo el pedido del mandatario colombiano que se ha propuesto reintegrar a Venezuela al bloque, que también integran Bolivia, Ecuador y Perú. Venezuela se apartó hace más de una década.

Petro destacó que la CAN fue la semilla de la industrialización de la región andina y al debilitarse se frenó ese desarrollo.

La reunión se produce casi dos meses después de la llegada al poder de Petro, el primer mandatario de izquierda en la historia de Colombia, quien reconoció a Maduro como presidente legítimo, contrario a su antecesor Iván Duque (2018-2022).

Petro impulsó también la reapertura de la frontera el 26 de septiembre, marcando la reanudación de las relaciones comerciales entre ambos países.

Maduro, por su parte, ha expresado repetidamente que con Petro ahora el ambiente es propicio para construir una nueva etapa de cooperación y estrechar vínculos con Colombia.

Ambos mandatarios plantearon tras la reunión fortalecer las relaciones comerciales y dar nuevos pasos para su apertura total, debido a que algunos puentes binacionales aún permanecen cerrados.

Desde agosto los gobiernos de Caracas y Bogotá han hecho contactos para restaurar la coordinación militar, que por años fue fundamental para controlar las actividades criminales en la región fronteriza de 2.200 kilómetros y evitar la incursión involuntaria de militares de ambos países en territorio vecino durante operativos de seguridad.

Para Petro es necesario reconstruir las relaciones de inteligencia militar para combatir las “mafias” que hacen presencia en la frontera y golpear a los narcotraficantes “dueños del capital”.

Según organizaciones de derechos humanos y el anterior gobierno colombiano, la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional y otros grupos rebeldes colombianos tienen presencia activa en Venezuela y en la frontera. Maduro ha rechazado esas acusaciones.

Con la renovada relación bilateral, Petro invitó a Venezuela a ser país garante en los esfuerzos para lograr un acuerdo de paz con el ELN. Caracas recientemente dio la bienvenida a los delegados del ELN que provenían de Cuba, la antigua sede de las negociaciones.

La analista política colombiana Sandra Borda indicó a The Associated Press que ambos mandatarios ganan con la nueva relación, porque por un lado Petro le está abriendo una puerta a Maduro para que pueda regresar a los organismos regionales después del cerco diplomático y las sanciones de Estados Unidos, mientras que Maduro lo apoya en su intención de reactivar las conversaciones con la guerrilla jugando un papel clave.

Ni Maduro ni su predecesor y mentor Hugo Chávez, que gobernó entre 1999 y 2013, tuvieron antes en Bogotá un mandatario con afinidad ideológica.

“Si bien puede haber algo de comunión ideológica entre Petro y Maduro, en realidad hay muchos temas que no van a ser tan rápidos de procesar, como la estrategia de seguridad en la frontera y la migración”, indicó a la AP Ronal Rodríguez, investigador del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario.

El gobierno de Maduro rompió relaciones con Bogotá argumentando que Duque, un dirigente conservador de derecha, había impulsado planes para derrocarlo. Duque reconoció al líder opositor Juan Guaidó como presidente interino.

Guaidó, que fue reconocido como mandatario interino por decenas de países, rechazó en la red social Twitter el encuentro y cuestionó que Petro visitase a un “dictador”, una acción que, a su juicio, puede “normalizar violaciones de DDHH que señalan a Maduro como responsable de la cadena de mando”.

———