Advertisement

El petróleo registra altos precios e impacta otras variables económicas.

El barril de la referencia Brent para entrega en noviembre finalizó el lunes en el mercado de futuros de Londres en 81,20 dólares, un 3,12 por ciento más que al término de la sesión anterior y su cierre más alto desde noviembre del 2014.

Advertisemen

La decisión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) de no aumentar sus objetivos de producción de forma inmediata, a pesar de las presiones de EE. UU., impulsaron el precio a niveles no vistos en casi cuatro años.

El petróleo ha avanzado desde los mínimos de agosto debido a las expectativas sobre si la Opep y sus aliados impulsarán la producción, ya que las sanciones para las exportaciones de Irán entrarán en vigor en noviembre.

Bank of America Merrill Lynch se unió a JPMorgan Chase & Co. para anticiparse a unos precios más altos: el primero espera que el crudo alcance los 95 dólares el barril en la primera mitad del próximo año.

Por el lado cambiario, el precio del dólar siguió bajando en Colombia y rompió nuevamente los 3.000 pesos. Solo este lunes, la divisa perdió 15 pesos, al negociarse en un promedio de 2.991 pesos, e incluso alcanzó un mínimo de 2.985 pesos.

En cuanto al mercado de renta variable, el buen desempeño de los títulos de Ecopetrol impulsó el comportamiento del índice Colcap de la Bolsa de Valores de Colombia. Este indicador subió 0,65 por ciento el lunes, hasta los 1.492 puntos. Aquí, la petrolera de mayoría estatal tuvo un avance de 5,98 por ciento, hasta los 3.900 pesos.

Aunque el aumento en las cotizaciones del crudo fue su principal impulso, pues esto elevará sus ingresos y utilidades, la realidad es que también incidió el hecho de lograr un acuerdo con el sindicato USO y otras seis organizaciones, pues se reduce el riesgo de conflictos laborales que lleguen a afectar la producción de crudo en el país.

El aumento salarial será un 1,21 por ciento por encima del IPC en el 2018. En el resto de la vigencia de la convención aplicará un 1,7 por ciento por encima del IPC.