Advertisement

Entonces nos quedaban cuatro. Tras los juegos de la Ronda Divisional, los Kansas City Chiefs, New England Patriots, Los Angeles Rams y New Orleans Saints están a una victoria de alcanzar el Super Bowl LIII.

Los Angeles Rams en New Orleans Saints
Domingo 20 de enero | 14:05 | Mercedes-Benz Superdome

Advertisemen

Proyección FPI: New Orleans, 62.1 por ciento

Principal argumento para los Rams: Mover el balón por tierra como lo hicieron el sábado ante los Cowboys. En la derrota de la Semana 9 ante los Saints (45-35), tuvieron 92 yardas por tierra en 19 acarreos. Parte de la razón fue el hecho que en ese momento los locales tenían una ventaja de 35-14 en el segundo cuarto y tuvieron que enfocarse en el juego aéreo y consiguieron volver al compromiso al empatar el compromiso 35-35 en el último cuarto, pero eso sólo sirve para recalcar la importancia de establecer el ataque terrestre temprano y así controlar un poco el juego. Los Rams se excedieron un poco con 273 yardas en 48 acarreos ante Dallas y probablemente es poco probable esperar una actuación similar, pero dejar a Drew Brees en las laterales y acabar con el reloj es su mejor apuesta.

Principal argumento para los Saints: Mantener alejado a Aaron Donald de Brees. En el primer choque lo golpeó cuatro veces, pero fue el único jugador de los Rams que lo consiguió y no tuvo capturas en contra. (De hecho ninguno de los mariscales de campo fue detenido detrás de la línea de golpeo). Michael Thomas, el mejor receptor de los Saints, tuvo 211 yardas en 12 recepciones y una anotación (ante los Philadelphia Eagles el fin de semana registró 12 pases atrapados) y aunque Aqib Talib no estuvo en el primer enfrentamiento por la lesión que lo marginó, Brees debe encontrar algunos espacios si la línea lo mantiene limpio.

Estadística a seguir: Si contamos la intercepción que tuvo en su primer pase el domingo, Brees sólo tiene seis en lo que va del año, pero al menos una en cinco de los últimos seis compromisos. Sólo dos equipos –Chicago y Miami– robaron más pases que los Rams en la campaña.

Resumen: Las Finales de Conferencia ofrecen revanchas de dos de los partidos más emocionantes de la temporada y la razón por la que el juego se disputará en New Orleans y no en Los Angeles –pese a que ambos finalizaron 13-3– es por el hecho que los Saints vencieron a los Rams en el primer duelo. Ambos tienen más de 500 puntos. Sean McVay es el joven genio ofensivo que todos quieren copiar y Sean Payton es un genio ya establecido al que le encanta recordar que ya lleva tiempo en esto. Esto resultará en el segundo Super Bowl de Brees o la primera aparición de Jared Goff.

Proyección FPI: Kansas City, 66.2 por ciento

Principal argumento para los Patriots: Mover el balón por tierra y dejar a Patrick Mahomes en las laterales. Pese a lo sencillo que resultó el partido para Tom Brady, una razón por la que lucieron tan dominantes es por su ataque terrestre comandado por Sony Michel, mismo que se acabó el reloj en el primer cuarto antes que Philip Rivers tomara su primera posesión. New England fue quinto lugar en yardas y cuarto lugar en anotaciones por tierra en el año. Promediaron 32 minutos y 21 segundos con el balón en sus victorias y sólo 28:17 en sus derrotas. Contra Mahomes, quien tuvo 50 pases de anotación, y un ataque terrestre que sumó 180 yardas ante los Colts, es vital para los Patriots controlar el ovoide, el reloj y el juego con su ofensiva.

Principal argumento para los Chiefs: Basándonos en lo que ocurrió el domingo “no te llenes de profundos y dejes sin presión a Brady para que te deshaga”. Eso no le resultó a los Chargers. No, la mejor oportunidad para los Chiefs es replicar lo que hicieron el sábado y brindar su mejor compromiso a la defensiva. Kansas City fue capaz de presionar a Andrew Luck lo suficiente (especialmente considerando lo difícil que fue en 2018) y sus esquineros mantengan el nivel que exhibieron en la campaña con grandes coberturas. Si logran una actuación similar a la del sábado, entonces representarán un reto aún mayor que los Chargers, aunque esto tampoco es tan complicado.

Estadística a seguir: Andy Reid tiene marca de 1-4 en Finales de Conferencia –todas en la Nacional y con los Eagles– pero no llegaba a esta instancia desde 2008. A su vez, Bill Belichick ostenta un registro de 8-4 en la antesala del Super Bowl y clasificó por octava temporada consecutiva, además de ganar las últimas dos.

Resumen: El juego será en Kansas City y no en Foxborough, Massachusetts, lo que puede ser la diferencia. En la era Brady/Belichick, los Patriots tienen récord de 20-3 en playoffs en casa y 3-4 como visitantes. Tampoco han ganado en patio ajeno y el Super Bowl en la misma campaña desde 2004. Sus últimas visitas para disputar el Trofeo Lamar Hunt resultaron en visitas ante Denver. Esta campaña, finalizaron 9-0 en el Gillette Stadium y 3-5 fuera de él, incluyendo descalabros por doble dígito ante Jacksonville, Detroit y Tennessee. Los Chiefs se quedaron con 8-1 en el Arrowhead. En la Semana 6, los Patriots se impusieron 43-30 con un gol de campo de último minuto después de 30 puntos de forma combinada en el último cuarto. Este debe ser un clásico y el hecho que sea en el estadio de los Chiefs, debe darles la oportunidad de vencer al dragón más feroz de enero.