Propagación de COVID en EEUU opaca señales de mejoría

0
93
El médico Thuan Ong (centro) se acerca al doctor Tim Dellit luego de recibir la vacuna contra el coronavirus, el martes 15 de diciembre de 2020, en Seattle. (AP Foto/Elaine Thompson)

Luego de semanas difíciles que han dejado a los hospitales en problemas, algunos estados en la región centro norte de Estados Unidos comienzan a ver una disminución de casos nuevos de coronavirus. Pero las señales de mejoría han quedado opacadas por la rápida propagación de la infección en ambas costas.

Estados como Iowa, Michigan, Minnesota y Nebraska han registrado disminuciones en el número de personas que dan positivo al COVID-19 en las últimas semanas. Sin embargo, todas las entidades siguen experimentando un número alarmante de muertes y hospitalizaciones debido al repunte previo de casos.

A medida que las bajas temperaturas llevan a la gente a espacios cerrados, donde el virus se propaga con mayor facilidad, no existe ninguna garantía de que esa mejoría perdure, señalaron médicos y funcionarios de salud pública.

“Tenemos una vacuna en marcha, pero eso no cambia el panorama general”, comentó el doctor James Lawler, del Centro Médico de la Universidad de Nebraska al Omaha World-Herald. “Las cosas podrían empeorar con mucha facilidad”.

Pero él y otros están animados por las cifras. En Iowa, por ejemplo, el número de casos nuevos de coronavirus reportado a diario ha disminuido en las últimas dos semanas de casi 1.800 a unos 1.250. En Nebraska, ha bajado de unos 1.800 al día a poco menos de 1.300.

“Cruzo los dedos ahora mismo”, dijo la doctora de emergencias Stacey Marlow, del Hospital UnityPoint Allen en Waterloo, Iowa. “Los pacientes de COVID que estoy atendiendo están muy, muy enfermos. Pero hay menos de ellos”.

Las muertes a causa del virus en Iowa han seguido aumentando profundamente hasta un promedio de 79 al día, en comparación con los 28 decesos diarios en promedio de hace dos semanas.

La esperanza, por supuesto, es que la disminución en las infecciones se trasladará a una caída en las muertes, pero eso podría tomar tiempo. Muchos de los que están falleciendo de COVID-19 podrían haber enfermado hace semanas.

A nivel nacional, la cifra de muertes por coronavirus ha superado las 300.000, con más de 16 millones de casos confirmados. En promedio, Estados Unidos registra más de 2.400 decesos y más de 215.000 contagios nuevos al día. Un influyente modelo de la Universidad de Washington señaló que podría haber 502.000 decesos para el 1 de abril, incluso con la vacuna.

Lawler dijo que más residentes de Nebraska parecer estar siguiendo las advertencias de limitar las salidas a comer y de portar mascarillas. También eso se ve impulsado por una orden de uso de mascarillas que fue aprobada recientemente en algunas ciudades de Nebraska, comentó.

En una llamada con gobernadores realizada esta semana, la doctora Deborah Birx, quien es miembro del grupo de trabajo de la respuesta al coronavirus de la Casa Blanca, dijo que el progreso en los estados de la región centro norte del país se está viendo superado por una “situación de deterioro” en ambas costas.

A nivel nacional, el número de personas en el hospital con el virus ha alcanzado un máximo histórico de más de 110.000, de acuerdo con el COVID Tracking Project.

En tanto, en California, la disponibilidad de camas en las unidades de terapia intensiva está disminuyendo mientras se promedian más de 31.000 casos nuevos al día.

Y en la ciudad de Nueva York, las autoridades prohibieron el lunes que los restaurantes tuvieran servicio de comedor en interiores debido a que el número de infecciones sigue en aumento. Las autoridades de la ciudad y del estado han advertido que un confinamiento más amplio podría ser necesario si las cosas siguen empeorando.

___

Los periodistas de The Associated Press Heather Hollingsworth en Mission, Kansas, y Carla K. Johnson en el estado de Washington contribuyeron a este despacho.