Proteger el corazón como protagonista del sistema circulatorio del cuerpo

0
120

No caben dudas que sin corazón no podemos vivir, motivo por el que en ocasiones personas enojadas sobre todo contra una acción abusadora regañan enérgicamente con la expresión de que “no tienes corazón”, metáfora calificativa muy apropiada para cuando se obra de mala fe y se le hace daño a alguien, así sea tan solo de palabras.

Es cierto que el corazón es el protagonista del sistema circulatorio, funcionando como bomba impulsora de la sangre a todo el cuerpo, garantía de la vitalidad necesaria para enfrentar las tareas del día. Por lo tanto, cuidar del corazón es muy importante para preservar una vida saludable, amorosa hacia el círculo de relaciones, y por supuesto, hacia nosotros mismos.

Introducir pequeños cambios hacia una forma o estilo de vida con buena calidad, puede generar grandes beneficios para la salud cardíaca, evitando enfermedades y complicaciones que pondrían en riesgo hasta la vida.

Para ello, no es necesario hacer grandes sacrificios para mantener un corazón sano ya que solo se deben tomar algunas medidas, tal como propone American Heart Association, como sigue:

– Comer bien saludable: En los alimentos incluye pescados, carnes magras, frutos secos, aceite de oliva, lácteos descremados, frutas, verduras y legumbres que aportan los minerales, vitaminas y ácidos grasos, como Omega 3, 6 y 9 que el cuerpo necesita. Además, se debe garantizar un peso adecuado al equilibrar las calorías que se ingieren con las que se gastan durante el día, evitando comer más de lo que se necesita. Por ejemplo, el índice de masa corporal no debe superar los 25 kg/m2.

– Dormir lo suficiente: Unas 8 horas diarias de descanso permite reponer energías y evita consumir estimulantes para rendir lo suficiente durante el día.

– Cuidar el colesterol: El exceso de colesterol se deposita en las paredes de los vasos sanguíneos y obstruye el flujo de la sangre. Por ejemplo, en un análisis sanguíneo los resultados del colesterol no deben superar los 200 mg/dl.

– Mantenerse activo: Por ser el corazón un músculo necesita ejercitarse. Por eso, realizar actividades físicas regularmente, mejorará la circulación sanguínea en todo el cuerpo y las arterias lograrán una mejor dilatación y por ende, los niveles de colesterol y de triglicéridos en la sangre se regularán y la presión arterial disminuirá. La indicación mínima actual es de 180 minutos a la semana de ejercicio aeróbico de intensidad moderada, como caminar, montar bicicleta, nadar, u otras actividades que se puedan hacer en un GYM, máxime si fuese dirigido por un entrenador personal.

– Evitar el estrés y la ansiedad: Intentar generar espacios para la distracción y desconectarse, cómo incorporarse a un deporte regularmente, tomar clases de spinning, yoga, de baile, serán de gran utilidad tanto para estimularse emocionalmente, como también para mantenerse activo.

– No fumar: El tabaco reduce la cantidad de oxígeno en la sangre, estrecha y endurece la capa interna de las arterias, y hace que la presión arterial aumente. Además, es el causante de reducir los niveles de colesterol bueno (HDL) en la sangre y de aumentar los niveles del malo (LDL) y de los triglicéridos. Un cigarrillo diario es suficiente para aumentar el riesgo de ataque cardiaco o cerebral.

– Cuidado con el alcohol y otras sustancias estupefacientes: Al mezclarse con la sangre afectan el funcionamiento de muchos órganos del cuerpo. Provoca sueño o estupor y en la mayoría de los casos, inhibe la transmisión de señales nerviosas asociadas al cansancio y dolor.

Se estima que un gran número de las personas que mueren repentinamente por males coronarios no sabían de su problema, y por lo tanto no dieron crédito a llevar una vida saludable dando seguimiento a susodichas recomendaciones.
Por experiencia propia, el éxito está en el balance de comer saludable, dormir suficiente y hacer los ejercicios apropiadamente, ya que gracias a que lleve ese estilo de vida de alta calidad, como la mejor medicina preventiva, permitió que mi corazón garantizara su papel protagonista del sistema circulatorio por casi 59 años con defecto congénito, o sea desde nacimiento, así como logré sobrepasar los altos riesgos de la cirugía a corazón abierto, el reemplazo de 23 milímetro de la arteria aorta, el proceso de recuperación y reincorporarme a la rutina acostumbrada exitosamente.

Las puertas de Calvet Personal Training LLC, institución dedicada a la salud, están abiertas para contagiarse con los buenos hábitos dirigidos hacia una mejor calidad de vida.

Visítenos en el 7428 S Dixie Hwy, West Palm Beach, Fl, 33405, con una previa cita a través del 561-512-9081, o vía info@calvetpersonaltraining.com , incluso usando nuestra página web
www.calvetpersonaltraining.com

Artículo en idioma inglés, clic siguiente link:
https://bit.ly/3idkAMv