Advertisement

Forcejeos, gas lacrimógeno y riñas a gritos brotaron el martes por la noche en Phoenix cuando manifestantes presuntamente comenzaron a lanzar botellas con agua y rocas hacia las autoridades en el marco de la visita del presidente Donald Trump, quien habló en un mitín político con el Centro de Convenciones en Phoenix.

Los hechos comenzaron en las cercanías de 3rd Street y Monroe justo cuando el presidente Trump terminó su evento en el Phoenix Convention Center.

Advertisemen

Desde temprano, agentes han estado en alerta mientras cientos de personas hacían fila para ingresar al mitin que representa el primer evento político del mandatario Donald Trump desde los actos violentos en Charlottesville, Virginia.

Al principio la escena era ruidosa, pero pacífica en gran medida, ya que la policía de Phoenix mantuvo a la mayoría de los miembros de los dos grupos rivales detrás de barricadas y separados en lados distintos de la calle.

Mientras tanto un helicóptero de policía sobrevolaba la zona, agentes antimotines deambulaban por el carril que separaba a ambas partes.

No hubo ningún arresto, señalaron las autoridades, aunque algunas personas fueron atendidas debido a que tenían agotamiento por calor.

Las autoridades locales están en alerta tras las protestas en Virginia, en las que murió una persona, y después de los comentarios del presidente de que ambos bandos comparten culpa por los hechos de violencia derivados del mitin de supremacistas blancos en ese estado.

El alcalde Greg Stanton pidió infructuosamente al mandatario que no realizara el evento en su ciudad después de que sólo han transcurrido pocos días desde los conflictos en Charlottesville.