¿Qué se juega en las elecciones de Argentina?

0
73

(AP) — Después de 20 años de gobiernos peronistas de centroizquierda, con un período de alternancia conservadora, Argentina podría iniciar un nuevo ciclo político si el candidato ultraderechista Javier Milei, favorito en las encuestas, se impone en las elecciones generales del próximo domingo.

El economista, al igual que otros líderes disruptivos como Donald Trump en Estados Unidos y Jair Bolsonaro en Brasil, es el preferido de amplios sectores de la sociedad que desean un cambio político y económico drástico y están hartos de la inflación, la inseguridad y la corrupción.

Los otros postulantes con posibilidades son el ministro de Economía, Sergio Massa, del peronismo gobernante, y Patricia Bullrich, de la coalición opositora de centroderecha Juntos por el Cambio que gobernó entre 2015 y 2019.

En los comicios también se renovarán 24 bancas del Senado y 130 de diputados nacionales y se elegirán varios alcaldes y gobernadores, entre ellos el de la provincia de Buenos Aires, el distrito más importante del país.

A continuación, un vistazo al escenario en el que se desarrollarán las elecciones presidenciales de Argentina.

¿QUIÉN ES JAVIER MILEI?

El economista ultraliberal, que cumplirá 53 años el próximo domingo, se hizo popular como invitado a programas políticos de televisión. Hace dos años fundó su partido, La Libertad Avanza, con el cual ganó una banca de diputado en el Congreso en las elecciones de medio término.

Este es su único antecedente en el sector público ya que desarrolló su carrera en grandes empresas. En su juventud también fue arquero de un club de fútbol.

Milei plantea un recorte drástico del gasto público, cerrar el Banco Central por considerarlo responsable de la emisión monetaria sin freno y dolarizar la economía, aunque ha dado pocos detalles sobre cómo lo implementará.

También adelantó que convocará a un plebiscito popular para derogar la ley que legalizó el aborto, flexibilizará la tenencia de armas y revisará la política de derechos humanos que permitió la condena de cientos de militares por crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura de 1976 a 1983.

¿EL PERONISMO TIENE POSIBILIDADES DE MANTENERSE EN EL PODER?

El modelo de asistencia social que fue uno de los pilares de los gobiernos del peronismo de centroizquierda —Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015)— se agotó en la actual gestión de Alberto Fernández, de la cual la exmandataria es vicepresidenta.

La incapacidad del gobierno para domar una inflación que en agosto llegó a los dos dígitos por primera vez desde 1991 llevó la pobreza al 40% y golpeó con dureza a su base electoral. El presidente Fernández desistió de buscar la reelección, mientras Fernández de Kirchner tampoco se postuló debido a que enfrenta causas judiciales por corrupción.

En un año como ministro de Economía, Massa perdió por varios cuerpos contra la inflación, pero sus partidarios sostienen que sin sus gestiones ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la refinanciación de la deuda y conseguir oxígeno para las reservas internacionales, el gobierno no se hubiese sostenido.

Desde su creación a mediados de la década de 1940 en el partido fundado por el tres veces presidente Juan Domingo Perón (1946-1952, 1952-1955 y 1973-1974) han convivido corrientes populistas de centroderecha y centroizquierda con distintas visiones sobre la política económica —desde el nacionalismo hasta el liberalismo—.

¿POR QUÉ LA OPOSICIÓN TAMPOCO ES FAVORITA?

Hace un año Juntos por el Cambio lideraba las preferencias para ganar las elecciones. Bullrich, ministra de Seguridad durante el gobierno del conservador Mauricio Macri (2015-2019), y el alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, protagonizaron una feroz campaña para las primarias de agosto que ganó la exfuncionaria. La disputa desgastó a ese espacio y muchos de sus votantes migraron a Milei.

En momentos en que la inseguridad aparece al tope de las preocupaciones de los argentinos junto con la inflación, Bullrich defiende como su principal virtud su experiencia en el área. Sin embargo, no ha mostrado la misma convicción para explicar su plan económico.

¿QUÉ DESAFÍOS TENDRÁ EL PRÓXIMO GOBIERNO?

Argentina reportó en septiembre una inflación mensual de 12,7% y acumula en el año más de 100%, mientras que la interanual alcanza el 138,3%, agravada por las restricciones en el mercado cambiario, una caída de las reservas y un profundo déficit fiscal.

Los analistas coinciden en que se requiere un plan de ajuste del Estado, pero esto choca con las urgencias del 40,1% de la población que está en la pobreza, de la cual 9,3% es indigente.

A ello se suma la pesada carga de la deuda con organismos internacionales y acreedores privados.

¿CÓMO SE DEFINE LA ELECCIÓN?

El candidato que obtenga al menos el 45% de los votos válidos o 40% y una diferencia de 10 puntos porcentuales sobre el segundo más votado ganará en primera vuelta. De lo contrario, las dos fórmulas con más sufragios se enfrentarán en un balotaje el 19 de noviembre. Quien resulte electo asumirá el poder el 10 de diciembre.

Desde la reforma de la Constitución en 1994, que estableció la segunda vuelta en el sistema electoral, el único antecedente de un balotaje fue en las elecciones generales de 2015.

Está previsto que los resultados oficiales se difundan el domingo a partir de las 0000 GMT.