Advertisement

Rances Barthelemy quiere las peleas grandes, y sabe que un triunfo espectacular este viernes ante el excampeón mundial Mickey bey en la primera defensa del cetro ligero de la Federación Internacional de Boxeo puede abrirle las puertas de algo más brillante en su carrera.

Invicto en 24 combates profesionales, Rances es favorito para doblegar a Mickey en Seminole Hard Rock Hotel de Hollywood, Florida, en una velada de Mayweather Promotions y King Promotions que transmitirá Spike TV. En la misma función, el prospecto boricua Emmanuel ‘Manny’ Rodríguez enfrentará una dura prueba ante el mexicano Alberto Guevara.

Advertisemen

“Mi enfoque es que esta es otra pelea que debo ganar de manera espectacular para tener las grandes peleas. No hay presión extra por el hecho de que sea de un título del mundo. Quiero que vean mi habilidad para llegar a las grandes peleas que me merezco. Creo que esta será una gran pelea entre dos grandes boxeadores. (Bey) tiene un buen respaldo amateur y profesional, ojalá podamos dar un gran espectáculo”, destacó Rances.

Barthelemy, cubano de 29 años, conquistó la faja de las 135 libras en diciembre pasado ante el ruso Denis Shafikov, con quien protagonizó una dura pelea para ganar la faja que precisamente había dejado vacante Mickey Bey (22-1-1, 10 KO) al negarse a combatir precisamente con Shafikov tras quitárselo de manera polémica al mexicano Miguel Vázquez.

“Siento que soy un mejor peleador en todos los aspectos. Tengo el alcance, estatura y poder por encima de él. En el pasado hemos visto que no puede aguantar un buen golpe, veamos si aguanta los míos. Además, vamos a estar en mi terreno, esa es otra ventaja para mí, es como estar en una Cuba libre y no creo que me pueda sentir mejor que peleando ante la mayoría apoyándome. Es lo más cercano que tengo a pelear en mi nación”, aseguró.

Rances, quien dijo que le encantaría protagonizar el primer evento de boxeo profesional en Cuba ahora que han mejorado las relaciones de la isla con Estados unidos, destacó lo mucho que ha avanzado con el entrenador Ismael Salas, y aseguró que no todos los cubanos tienen un estilo aburrido.

“Me siento contento de haberme encontrado con Ismael, hicimos click desde el primer momento. Cuenta con el respaldo del boxeo olímpico y la adaptación que ha hecho con el boxeo profesional, ha mezclado lo mejor de los dos métodos. Ha sacado en mí habilidades que otros no pudieron. Soy un peleador completamente diferente”, advirtió.

Quiere Barthelemy demostrar púgiles cubanos no son aburridos