Quo Vadis

0
118

La novela & quot, “Quo Vadis & quot” ( hacia donde vas) fue escrita por el ganador del Premio Nobel de Literatura en 1905, Henryk Sienkiewicz. La obra está ambientada en el año 63 D.C., en tiempos del César Nerón, de la dinastía de los Julio-Claudios, y en ella seremos testigos del gran incendio de Roma.

El Partido Republicano norteamericano, bajo el liderato del Míster Donald J. Trump se encuentra “ambientando” su propia caída después de la aplastante derrota electoral sufrida por su líder y “aprendiz de emperador” en las elecciones presidenciales del 2020.

Trump, ni fue magnánimo en su victoria en las elecciones del 2016, ni fue empático y compasivo durante su presidencia, ni ha sido elegante tras la derrota que se veía venir a leguas, por su falta de liderazgo y de humanidad.

Todas las heridas que desangraron la presidencia de Trump fueron auto-infligidas por el susodicho. No supo defender los intereses de la comunidad afroamericana cuando estaba claramente sufriendo los estragos del abuso, el racismo y la intolerancia por parte de funcionarios del orden público.

No supo sumar el apoyo de la comunidad hispana con su obsesión de amurallar la frontera sur de los Estados Unidos. Nunca, ni siquiera intentó, mantener un balance razonable entre el poder y la administración lógica del mismo, de modo que la ciudadanía se sintiera cómoda y apoyada por su presidente.

Finalmente se hizo de la vista larga ante los peligros que amenazaban a nuestro pueblo con motivo del contagio pandémico del COVID-19. Se lo jugó todo apostando a la política partidista.

Comenzó expresando que el virus era una “invención” fatula de los demócratas y mientras el contagio seguía aumentando, ignoró las consejos sabios de los infectólogos y hombres de ciencia, a quienes degradó a un “segundo plano”, mientras él pretendía convertirse en el experto a quienes todos debían escuchar y cuyos consejos debían seguir para enfrentar la emergencia del virus mortal.

Al perder las elecciones durante las cuales el pueblo mayoritariamente se pronunció en contra de los estilos de gobierno implementados por él y sus secuaces, Trump y su campaña han comparecido ante los Tribunales del país en innumerables ocasiones, donde han recibido derrotas fulminantes por sus alegatos faltos de evidencia y testimonios. Hasta el Tribunal Supremo de los Estados Unidos rechazó de manera unánime esta semana un caso traído frente a ellos, expresando: “La solicitud de reparación y relevo presentada al Juez Alito y referida por él a la Corte es denegada” (The application for injunctive relief presented to Justice Alito and by him referred to the Court is denied.) Una sola oración clara y definitiva.

Vale comentar, que ése es precisamente el Tribunal Supremo de los Estados Unidos al cual Trump le nombró tres jueces durante estos cuatro años, cargándose de una mayoría republicana y conservadora.

La decisión del Tribunal Supremo fue unánime y sin disidencia alguna.

Y ahora… ¿Quo Vadis, Míster Trump?