Advertisement

Un hombre de Tennessee, en Estados Unidos, que asesinó a dos personas en 1984 fue ejecutado el jueves en la silla eléctrica. Es el primer reo en ser ejecutado de esa forma en los últimos cinco años en el país.

Las últimas palabras de Edmund Zagorski, de 63 años, fueron: “Vamos a rocanrolear”.

Advertisemen

El reportero Adam Tamburin, del diario Tennessean, describió que Zagorski se veía con una sonrisa en su rostro hasta que le colocaron sobre la cara una esponja y un casco. Entonces hizo una mueca, dijo.

Jason lamb, reportero de WTVF, filial de CNN, dijo que Zagorski vestía pantalones blancos de prisionero y una camisa amarilla. Él pareció hacer ademanes con la mano izquierda mientras era preparado para la electrocución, lo que incluyó la colocación de una cubierta de tela negra sobre su rostro, dijo Lamb.

Familiares de los dos hombres que fueron asesinados por Zagorski presenciaron la ejecución. Ellos decidieron no hablar con los medios.

Zagorski fue declarado muerto a las 8:26 p.m. ET. Su apelación de última hora ante la Corte Suprema le fue denegada.