Advertisement

El repartidor de pizza ecuatoriano Pablo Villavicencio quedó hoy en libertad tras 53 días en un centro de detención de Inmigración, por orden de una corte federal en Nueva York.

“Pablo Villavicencio está libre esta noche”, señalaron en un Twiter sus abogados de oficio de la Legal Aid Society, que hoy pidieron su libertad al juez Paul Crotty, durante una audiencia en la corte federal para el distrito sur en Manhattan.

Advertisemen

“Finalmente la familia será reunida después de estas horrorosas semanas. Continuaremos apoyándoles para mantenerles juntos”, indicó por su parte la organización Se Hace Camino Nueva York que ha brindado el apoyo a la familia y la asistencia legal a través de Legal Aid..

Villavicencio, de 35 años y casado con una estadounidense de origen colombiano con la que tiene dos hijas, no estuvo presente en la abarrotada audiencia, que giró en torno a la jurisdicción de ese tribunal para decidir en este caso o si debería hacerlo una corte de Nueva Jersey, donde estaba detenido.

Crotty ordenó su inmediata libertad y señaló que su deportación ya no es razonablemente previsible.