Republicanos temen que límites a voto sean contraproducentes

0
132
Un grupo de personas que se oponen a un nuevo proyecto de ley que atañe a los electores se reúnen afuera de la Cámara de Representantes en el Capitolio de Texas, en Austin, Texas, el jueves 6 de mayo de 2021. (AP Foto/Eric Gay)

A medida que los republicanos siguen adelante con su campaña para endurecer las leyes de votación en estados reñidos, algunos al interior del propio partido están preocupados de que las restricciones tengan un efecto contraproducente y dificulten a los electores republicanos emitir su sufragio.

Las restricciones impulsadas por los republicanos en Georgia, Florida, Iowa, Texas y Arizona están dirigidas al voto por correo, un medio utilizado por el electorado de ambos partidos pero particularmente popular entre los votantes de mayor edad. Las nuevas normas podrán ser descritas como en pro de la seguridad o de la confianza en las elecciones, pero en última instancia podrían suponer un obstáculo para segmentos cruciales de la coalición republicana, señalan republicanos preocupados.

“Las tácticas de supresión incluidas en esta iniciativa perjudicarían al Partido Republicano igual o más que a su oposición”, afirmó el representante republicano estatal de Texas Lyle Larson en una columna de opinión esta semana. “Uno solamente puede preguntarse: ¿los autores de la iniciativa intentan dificultar que los electores republicanos voten?”

El jueves, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, promulgó una ley que endurece sus normas electorales, mientras que en Texas, los legisladores republicanos debaten nuevos límites al voto. La cruzada por nuevas restricciones tiene lugar aun cuando el expresidente Donald Trump ganó el año pasado ambos estados y aunque las autoridades republicanas declararon que las elecciones habían sido transparentes y eficaces. Los críticos de las medidas dicen que éstas pretenden dificultar el voto a los electores demócratas.

Pero parte del impacto podría ser para ambos partidos. Las propuestas de Texas imponen restricciones al voto adelantado y prohíben a las autoridades de los condados enviar los formatos de solicitud de las papeletas a todos los electores registrados. Hasta el año pasado, los electores republicanos se inclinaban más que los demócrata a votar por correo. En 2016, 40% de los votos por correo fueron emitidos por electores que participaron en las primarias del Partido Republicano, en comparación con un 27% de participantes en primarias demócratas.

En Arizona, miles de electores republicanos podrían dejar de recibir automáticamente las papeletas por correo de conformidad con una propuesta que retiraría a los votantes poco frecuentes del padrón permanente.

La nueva ley de Florida exige que los electores soliciten sus papeletas para votar por correo cada dos años en lugar de cada cuatro. Los detractores dicen que esta medida podría disminuir aún más la afluencia de electores durante los comicios que no son para presidente ni para elecciones intermedias.

Cualquier cambio a la votación por correo en Florida sin duda afectará a los electores de mayor edad.