River vence 1-0 a Boca en superclásico con polémico cierre

0
60
Miguel Borja (centro izquierda) festeja tras anotar el gol de River Plate en la victoria 1-0 ante Boca Juniors en la liga argentina, el domingo 7 de mayo de 2023. (AP Foto/Gustavo Garello)

(AP) — Con un agónico gol de penal de Miguel Borja, River Plate derrotó 1-0 a Boca Juniors en el estadio “Monumental” el domingo, en un superclásico que terminó en escándalo, con una gresca generalizada entre ambos planteles que dejó cuatro expulsados, uno en el anfitrión y tres en la visita. Ya en tiempo de descuento, y cuando el partido parecía encaminado a un empate a cero, el árbitro Darío Herrera pitó una discutible falta (hubo un leve contacto) en el área de Agustín Sandez a Pablo Solari. El colombiano Borja, que había ingresado unos minutos antes, se adueñó del balón y sentenció con jerarquía desde los 12 pasos para darle los tres puntos al líder de la Liga argentina de fútbol. Agustín Palavecino provocó a un rival con su desmedido festejo y entonces sobrevinieron los incidentes, en los que abundaron los golpes de puños y las patadas entre los jugadores, con efectivos de seguridad tratando de separar.

Finalmente, vieron la tarjeta roja Palavecino en el “Millonario” y Ezequiel Fernández, Nicolás Valentini y Miguel Merentiel en el “Xeneize”. Además, fueron expulsados dos suplentes en el anfitrión: Ezequiel Centurión y Elías Gómez. River cortó una racha de dos derrotas consecutivas en el superclásico y le sacó a Boca 19 puntos de ventaja en la Liga. Además, estiró a nueve unidades la diferencia sobre su escolta San Lorenzo, que el lunes recibirá a Defensa y Justicia en el cierre de la 15ta. fecha del certamen.

El conjunto de Martín Demichelis hizo méritos para quedarse con el triunfo, ya que lo buscó de principio a fin ante un Boca que casi no pisó el área de Franco Armani durante todo el partido. El entrenador Jorge Almirón optó por repetir el esquema con el que el “Xeneize” cerró su victoria sobre Colo Colo en Santiago de Chile en la semana: con tres centrales atrás, más el peruano Luis Advíncula y el juvenil Valentín Barco como laterales-volantes. Sin embargo, careció de volumen de juego, se refugió muy cerca de su arco y solo inquietó un par de veces en el complemento a través del colombiano Sebastián Villa. Boca casi se lleva lo que fue a buscar al “Monumental”.

Fundamentalmente porque River, que tuvo el 60 por ciento de la posesión total del balón, fue muy superior en el primer tiempo pero le faltó peso en el área rival y justeza en la definición. En el complemento, Demichelis desarmó el medio y su apuesta por dos delanteros como Solari –un remate en el palo y protagonismo en la falta del penal- y Borja le terminó pagando dividendos con el postrero gol de la victoria. “La jugada del penal es muy dudosa.

Raro que el VAR no avisó al árbitro que fue un mínimo roce. Nos vamos con mucha bronca, merecíamos más”, señaló el arquero visitante, Sergio Romero. “Chiquito” agregó que no se entiende cómo Palavecino no fue a festejar con sus compañeros en lugar de provocar a los rivales. “Es normal que la gente vaya a reaccionar”, justificó. De esta forma, River se recuperó rápidamente de la goleada 5-1 que le propinó Fluminense por Copa Libertadores el martes. Boca, en tanto, no pudo coronar de buena forma una semana que incluyó sendas victorias sobre Racing Club por el torneo local y Colo Colo, por el certamen internacional. “Estoy muy feliz por esta victoria, veníamos de una derrota dura pero sabíamos que íbamos a salir adelante. Lo buscamos hasta el último minuto y se nos dio”, declaró el zaguero local Emanuel Mammana.