Roland Garros: Haddad Maia, primer mujer brasileña en cuartos de un Slam desde 1968

0
70
Beatriz Haddad Maia celebra tras derrotar a Sara Sorribes Tormo en los octavos de final del Abierto de Francia, el lunes 5 de junio de 2023. (AP Foto/Jean-Francois Badias)

(AP) — Desde luego que Beatriz Haddad Maia tiene referencia de María Esther Bueno y Gustavo Kuerten, las figuras más emblemáticas del tenis brasileño.

La “Bailarina” Bueno y “Guga” Kuerten han sido la inspiración de Haddad Maia, quien en este Abierto de Francia está teniendo la actuación de su vida en citas de Grand Slam.

Haddad Maia, la 14ta cabeza de serie en Roland Garros, se convirtió en la primera mujer de Brasil que alcanza la ronda de cuartos de final en un grande en 55 años tras derrotar el lunes a 6-7 (3), 6-3, 7-5 a a la española Sara Sorribes Tormo. Fue el partido más largo de la gira femenina en lo que va de 2023.

Bueno, quien falleció en 2018, había sido la anterior brasileña en acceder tan lejos en un Slam cuando en 1968 alcanzó las semifinales del Abierto de Estados Unidos.

En su carrera, Bueno ganó siete títulos individuales en los Slams, todos antes de la era profesional del tenis — desde 1968.

Haddad Maia apenas tenía un año cuando Kuerten conquistó el primero de sus tres títulos en Roland Garros.

“Tuve la oportunidad de conocer a Guga y María Esther”, dijo Haddad Maia. “Me inspiran, pero no me pongo a su nivel. Ellos están en otra liga”.

“Nosotros (los brasileños) crecimos jugando en arcilla escuchando su nombre”, añadió sobre Kuerten. “Es alguien muy agradable y una persona muy importante para nosotros”.

Previa a esta expedición en la capital francesa, Haddad Maia nunca había sorteado la segunda ronda de un grande. Sigue su marcha tras doblegar a Sorribes Tormo, la 132 del ranking, tras 3 horas y 51 minutos de juego.

“Creo que el tenis no es una carrera de 100 metros. Es una maratón, especialmente mis partidos”, dijo Haddad Maia.

Su rival de turno será Ons Jabeur, la séptima cabeza de serie. La tunecina fue la subcampeona de Wimbledon y el US Open el año pasado, pero se despidió en la primera ronda de Roland Garros — el único grande en el que no había alcanzado los cuartos de final hasta ahora. Jabeur lo hizo tras doblegar 6-3, 6-1 a la estadounidense Bernarda Pera.

ETCHEVERRY EN CUARTOS, RUNE SOMETE A CERÚNDULO

Los cuartos de final del cuadro de hombres reeditarán un cruce picante del año pasado en la misma ronda: Casper Ruud (4to preclasificado) contra Holger Rune (6to).

También se cruzarán el alemán Alexander Zverev (22do) y el argentino Tomas Martín Etcheverry tras sendas victorias en sets corridos.

Zverev, quien alcanzó las semifinales del año pasado, derrotó 6-1, 6-4 6-3 al búlgaro Grigor Dimitrov. Etcheverry ganó un reñido desempate en el primer set y luego barrió al vencer 7-6 (8), 6-0, 6-1 al japonés Yoshihito Nishioka.

“Es el momento más feliz de mi vida”, dijo Etchverry, el número 49 del ranking tras alcanzar los cuartos de un Slam por primera vez en su carrera.

Ruud, quien perdió la final parisina de 2022 ante Rafael Nadal y luego la del US Open contra Carlos Alcaraz, venció al chileno Nicolás Jarry por 7-6 (3), 7-5, 7-5. Jarry, quien purgó una suspensión de 11 meses en 2020 tras dar positivo por dopaje, estuvo al frente 4-1 en el segundo set y 4-2 en el segundo, pero el noruego Ruud remontó en ambas oportunidades.

”Él sabe jugar en estos torneos”, dijo Jarry. “Es un pequeño punto a favor que le dio la ventaja en los momentos importantes que yo no aproveché”.

Rune, un danés de 20 años, superó a Francisco Cerúndolo, un argentino de 24 años, por 7-6 (3), 3-6, 6-4, 1-6, 7-6 (10-7), en un duelo que estuvo a un minuto de completar las cuatro horas. El mismo incluyó una polémica por un punto en el que Rune le pegó una pelota que hizo doble pique en su lado. Cerúndolo reclamó ante el juez de silla Kader Nouni, pero éste le dio el punto a Rune.

En el quinto set, Rune pareció meterse en problemas al verse abajo 4-3 y con un 0-40 al saque. Pero se llevó 10 de los siguientes 11 puntos para nivelar. En el desempate, Cerúndolo se puso al frente 7-6, pero Rune ganó los últimos cuatro puntos.

“Momentos como este perduran por siempre”, dijo Rune.