Advertisement

Rusia mantiene su apoyo a Irán frente a Estados Unidos. El Ministerio de Exteriores ruso ha cargado este sábado contra las sanciones que Washington ha reimpuesto a Teherán —que entran en vigor el lunes— y ha recalcado que hará “todo lo necesario” para preservar su cooperación con ese país pese a las restricciones, que Washington levantó a Irán en 2015 con la firma del acuerdo nuclear y que está recuperando el presidente Donald Trump con su salida del pacto. La Unión Europea, Francia, Alemania y Reino Unido, también firmantes del texto, han criticado la medida.

El Gobierno ruso cree que la ola de restricciones anunciada por Trump tiene como objetivo “socavar los esfuerzos constantes” de todas las partes que tratan de mantener en pie el acuerdo nuclear iraní, firmado en 2015. El objetivo del pacto era desactivar durante al menos un decenio el acceso iraní a la bomba atómica, a cambio de levantar las sanciones económicas que asfixiaban al régimen. “Estados Unidos está dando otro gran golpe al Tratado de No Proliferación Nuclear, argumentando hipócritamente que es esencial fortalecerlo, pero preparándose para su colapso”, ha dicho en un comunicado el ministerio que encabeza Serguéi Lavrov.

Advertisemen