Advertisement

No tardaron en llegar las actuaciones estelares desde la misma Semana 1 de la temporada regular de la NFL. desde nombres muy familiares hasta rostros nuevos, hubo más que suficiente brillo desde la primera jornada.

Lo que no esperábamos es que un suplente veterano de decimocuarto año en la liga, y que solamente está jugando gracias a la suspensión del titular, se llevara los máximos honores en la jornada inaugural.

Advertisemen

Los Bucs arrancan la campaña con el quarterback Jameis Winston suspendido por cuatro encuentros debido a una violación a la política de conducta personal de la liga. Hoy, nadie en Tampa lo extrañó.

Fitzpatrick se involucró en un tiroteo al estilo viejo oeste con Drew Brees y los Bucs y Saints se combinaron para la mayor cantidad de puntos en un partido de la Semana 1 en la era del Super Bowl, durante el triunfo de Tampa Bay por 48 a 40 de visita contra los New Orleans Saints.

El quarterback de los Bucs completó 21 de 28 envíos –no necesitó poner el balón en el aire con demasiada frecuencia– para 417 yardas con cuatro pases de anotación, sin intercepciones. Por si fuera poco, también contribuyó con una anotación por tierra.

Fitzpatrick conectó touchdowns de 58 yardas para DeSean Jackson, 9 yardas para Chris Godwin, 50 yardas para Mike Evans y 36 yardas de nuevo para Jackson. Su anotación terrestre fue desde 3 yardas.

Los Bucs declararon, sorpresivamente, que Winston no tendría garantizada la titularidad a su regreso de la suspensión, y con este tipo de actuaciones de Fitzpatrick –registró un índice de pasador casi perfecto de 156.3–, es momento para que se empiece a preocupar.

Menciones honoríficas
Brees, QB, Saints: Nadie lanzó para más yardas en la jornada dominical que Brees, en el esfuerzo perdedor de los Saints ante los Bucs. Con 37 pases completos de 45 intentos, Brees sumó 439 yardas con tres conexiones de anotación en el día. Usualmente, una salida de ese calibre por parte de Brees indica que New Orleans se llevó la victoria, pero no ante un explosivo equipo de Tampa este día domingo.

James Conner, RB, Pittsburgh Steelers: Los Steelers tuvieron problemas para sostener ataques a lo largo de toda la tarde, pero al menos no se puede culpar al suplente del estelar Le’Veon Bell, quien todavía no firma su oferta designada como jugador franquicia. Conner, corredor de segundo año, anotó el primer touchdown de su carrera desde 4 yardas en el segundo cuarto en una jugada en la que no fue tocado por los defensivos, y más tarde anotó otro touchdown, esta vez de 22 yardas, en el tercer periodo. Pittsburgh no pudo sacar el triunfo, pero las 135 yardas terrestres en 31 acarreos, junto a las cinco recepciones para 57 yardas por aire, deberán tranquilizar a la afición. El resto de la ofensiva, esa ya es otro cuento.

Tyrek Hill, WR, Kansas City Chiefs: En este momento, vale la pena preguntarse si existe un arma ofensiva más peligrosa desde cualquier parte del campo que el versátil velocista de los Chiefs. Hill atrapó siete pases para 169 yardas con 2 touchdowns, y a eso dos devoluciones de patada de despeje para 95 yardas y otro touchdown, impulsando la victoria de Kansas City por 38-28 sobre Los Angeles Chargers.