Advertisement

Washington, D.C.– El Servicio de Ciudadanía e Inmigración anunció este miércoles 13 de noviembre 2019, una regla propuesta para evitar que los extranjeros entren ilegalmente a Estados Unidos y para prevenir que presenten solicitudes de asilo que sean frívolas, fraudulentas o no meritorias con el propósito de obtener autorización de empleo.

La regla propuesta permitirá que USCIS extienda mejor las protecciones a aquellos que presentan solicitudes de asilo legítimas. USCIS también busca prevenir que algunos criminales extranjeros obtengan autorizaciones de empleo antes de que se adjudiquen los méritos de sus solicitudes de asilo.

Advertisemen

La regla propuesta surge del 29 del Memorándum Presidencial sobre Medidas Adicionales para Mejorar la Seguridad en la Frontera y Recobrar la Integridad en Nuestro Sistema de Inmigración en abril de 2019, que enfatiza que es la política de Estados Unidos gestionar programas de inmigración humanitaria de manera segura y ordenada, y denegar prontamente los beneficios a quienes no cualifican. Nada en esta regla cambia los requisitos de elegibilidad para asilo. En cambio, esta regla fortalece los estándares que permiten que un extranjero trabaje a base de su solicitud de asilo pendiente.

“Nuestro sistema de inmigración está en crisis. Los extranjeros ilegales manipulan nuestro sistema de asilo para una oportunidad económica, lo que debilita la integridad de nuestro sistema de inmigración y demora la ayuda para los solicitantes legítimos de asilo que tienen necesidad de obtener protección humanitaria”, dijo el director interino de USCIS, Ken Cuccinelli. “USCIS debe tomar medidas para abordar los factores de atracción que alientan a los extranjeros a ingresar ilegalmente a Estados Unidos y abusar de nuestra infraestructura de asilo. Estas reformas propuestas están diseñadas para recobrar la integridad del sistema de asilo y disminuir los incentivos de presentar una solicitud de asilo con el propósito principal de obtener una autorización de empleo”.

Según ordena el memorándum presidencial, USCIS propone:
– Prevenir que los extranjeros que entraron a Estados Unidos ilegalmente obtengan una autorización de empleo basada en una solicitud de asilo que está pendiente, con limitadas excepciones.

– Y cancelar automáticamente las autorizaciones de empleo cuando la denegación de asilo de un solicitante sea final administrativamente.

Además, USCIS propone:
– Clarificar que si el solicitante de asilo no se presenta a una cita requerida, esto puede dar lugar a la desestimación de su solicitud de asilo y/o denegación de su solicitud de autorización de empleo evitar que los extranjeros que no presenten su solicitud de asilo dentro de un año de su última entrada, según lo requiere la ley, obtengan una autorización de empleo.
– Hacer inelegible para obtener autorización de empleo a todo extranjero que haya sido convicto en Estados Unidos de cualquier delito federal o estatal, o convicto de ciertos delitos a la seguridad pública que involucren abuso de menores, violencia doméstica, o conducir bajo la influencia de drogas o alcohol.

Las detenciones no resueltas o cargos pendientes podrían resultar en la denegación de la solicitud de autorización de empleo como una cuestión de discreción.

Para más información, lea la notificación de reglamentación propuesta en el Registro Federal el 14 de noviembre. El periodo para recibir comentarios del público finalizará el 13 de enero de 2020.