Advertisement

Estados Unidos se encamina a crear alrededor de 2.6 millones de empleos este año bajo el mandato del presidente Donald Trump.

Sin embargo, la mayoría de las contrataciones ha ocurrido en bastiones demócratas y no en los condados republicanos que colocaron a Trump en la Casa Blanca.

Advertisemen

Hasta mayo de este año, en promedio un 58.5 por ciento de los empleos creados sucedió en condados que apoyaron a la candidata demócrata Hillary Clinton en las elecciones presidenciales de 2016, de acuerdo con un análisis realizado por The Associated Press a los reportes mensuales del gobierno sobre la creación de empleos por condado.

Pese a una sólida economía nacional, el análisis muestra que un sorprendente número de condados que apoyaron a Trump está perdiendo empleos.

Estos resultados podrían socavar lo que Trump considera como un logro de su gobierno: la creación de empleos para la clase media y baja, en ciudades alejadas de los glamorosos centros urbanos.

El crecimiento de empleos en la economía de Trump se sigue concentrado en los mismos lugares en los que se encontraban hacia el final de la presidencia de Barack Obama, donde alrededor del 58.7 por ciento del promedio anual de nuevos empleos estaba en condados demócratas.

Sin embargo, la falta de crecimiento de empleos en las zonas que apoyaron a Trump no parece haber disminuido el apoyo hacia el mandatario entre los republicanos, mientras que las contrataciones en áreas demócratas han hecho poco para mejorar su posición entre el electorado.

Para los simpatizantes de Trump, las cuestiones culturales como los derechos de armas, la inmigración y la lealtad al presidente se han convertido en prioridades dominantes.

Trump ha destacado con orgullo el fortalecimiento de la economía nacional con la esperanza de que el electorado apremie al Partido Republicano para que preserve su mayoría en la Cámara de Representantes y en el Senado.

El gobierno reportó el crecimiento económico trimestral más rápido desde 2014 y la tasa de desempleo está en un saludable 3.9 por ciento.

El jueves en un mitin en Pensilvania, el presidente apuntó que “nuestra economía está en alza. Nuestros empleos están en auge”.