Se debe ganar conocimientos para un mejor beneficio haciendo ejercicios

0
133

Todo el mundo puede beneficiarse de la actividad física, pero la mayoría de las personas no tienen suficiente conocimiento, por lo tanto, su primer paso debe obedecer a consultar e informarse, como por ejemplo, pudiera tomarse de base inicial las consideraciones del Colegio Americano de Medicina Deportiva (ACSM), quien plantea que un adulto sano debe practicar actividades aeróbicas entre tres y cinco veces por semana, e incluir sesiones de ejercicios específicos a las necesidades, con una duración de 30 a 60 minutos, ya que a menos que la persona esté entrenada y preparada para ello, a partir de ese tiempo los beneficios descienden y aumenta el riesgo de lesión.

ACSM, recomienda trabajar la masa muscular específicamente según las necesidades de cada individuo a través de ejercicios focalizados, de 8 a 10 grupos musculares principales con una serie de 10 repeticiones cada uno, al menos dos días alternos por semanas.

Además, puntualiza tener en cuenta que la cantidad de peso que se levante sea proporcional al número de repeticiones en cada ejercicio ya que, a más peso, menos repeticiones, y si se sobrepasa el número de ejercicios por encima de las posibilidades físicas se corre el riesgo de no realizar las últimas ejecuciones con buena técnica, debido al sobreesfuerzo pudiéndose lesionar.

Entonces, para comenzar a hacer ejercicio por cuenta propia se debe lograr un ritmo más lento que lo que realmente pudiera asumirse, máxime si nunca antes se había vinculado a los ejercicios o alguna actividad deportiva con entrenadores profesionales. En tales casos, se comienza con un período breve de tiempo haciendo aeróbicos o cardiovasculares, los ejercicios con pesos ligero, y muchas repeticiones.

Pero siempre se debe comentar con su médico antes de comenzar un programa de ejercicios algo más tenso. Esto es especialmente importante si se encuentra bajo un control médico debido a problemas de salud, tales como enfermedades del sistema cardiovascular, óseo, etc. Se debería tratar de hacer ejercicio, incluso si tiene una discapacidad física que limita el movimiento, y el médico puede ayudar recomendando hacer ejercicios específicos para mejorar la salud en general, y sin dudas, aconsejaría que deben ser moderados al comienzo y paulatinamente ir incrementando el esfuerzo según se progresa para que sean beneficiosos.

Una caminata todos los días es un buen comienzo e ir aumentando distancia, rapidez, así como el tiempo de duración según el cuerpo lo permita. Las actividades aeróbicas comunes y de fácil acceso como caminar, correr, montar bicicleta, nadar, son buenos ejemplos de trabajos cardiovasculares, que generalmente benefician inicialmente, y pueden cubrir la actividad deportiva o de ejercicios completa del día. Pero siempre recomendamos hacerlas con la moderación requerida y precisada por un experto de experiencia, instructor y/o entrenador personal, a fin de minimizar los riesgos a ser lesionado.

A medida que se va obteniendo avance también se considerarán distintos tipos de ejercicios de mayor complejidad. Por tal motivo, un entrenador personal profesional debe dar seguimiento a la cantidad de ejercicios, contactarlos y proyectar los ajustes necesarios evaluando la capacidad física, de acuerdo a la elasticidad, fuerza, flexibilidad, resistencia entre los parámetros más representativos.

De hecho, los entrenadores personales son profesores de clases que enseñan a prepararse correctamente física y mentalmente.
Al acudir al GYM o a un Estudio de Entrenamiento Personal se debe comenzar por calentar para activar el flujo sanguíneo al menos 10 minutos, en la estera, la bicicleta estática, o en una elíptica, etc. para posteriormente hacer los ejercicios, bien sean de fuerza o de tracción dinámica.

También debemos considerar en nuestro programa de ejercicios, los movimientos estáticos correspondientes a la flexibilidad, que son los llamados estiramiento, y que se harán según el número de repeticiones, para facilitar la movilidad de las articulaciones, sin que manifiesten dolor alguno. Estos ejercicios se harán durante 30 a 60 segundos aproximadamente, con los músculos estirados, pero hasta el límite de no sentir dolor ni hacer rebotes. Cerrar la rutina de ejercicios con estiramientos supervisado y controlado por un entrenador personal para un mejor beneficio.

Para realmente beneficiarnos haciendo los ejercicios, ante todo se debe ganar conocimientos, aunque puede ser autodidactamente, recomendamos los servicios de un entrenador personal profesional que juegue su papel de profesor en la medida que instruya los ejercicios, de tal modo que se aprendan hacer debidamente, concientizándose la necesidad para la preparación física.

Las puertas de Calvet Personal Training LLC, institución dedicada a la salud, están abiertas para contagiarse con los buenos hábitos dirigidos hacia una mejor calidad de vida.

Visítenos en el 7428 S Dixie Hwy, West Palm Beach, Fl, 33405, con una previa cita a través del 561-512-9081, o vía info@calvetpersonaltraining.com , incluso usando nuestra página web
www.calvetpersonaltraining.com .

Artículo en idioma inglés, clic siguiente link: https://bit.ly/3hDMocE