Senadores demócratas impulsan proyecto de ley de detención de migrantes ligados a crímenes violentos

0
37
El senador demócrata Chris Murphy sube por una escalera eléctrica en la estación del tren subterráneo en el Senado, el martes 12 de marzo de 2024, en el Capitolio, en Washington. (AP Foto/Mariam Zuhaib)

(AP) — Un proyecto de ley presentado el jueves por un grupo de senadores demócratas e independientes de Estados Unidos le permitiría al gobierno federal solicitar una orden judicial para que las autoridades locales detengan a migrantes acusados o declarados culpables de crímenes violentos hasta que puedan ser puestos bajo custodia federal para someterlos a procesos de deportación.

El proyecto, planteado por seis demócratas y aliados independientes, refleja la disposición de los demócratas para centrarse en la política de aplicación de las leyes migratorias en un año electoral en el que la migración se perfila como uno de los temas principales.

Aprovechando el reciente asesinato de la estudiante de enfermería Laken Riley en Georgia, los republicanos han pedido prestar atención a los crímenes cometidos por inmigrantes que carecen de estatus legal permanente. La Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, aprobó este mes la denominada “Ley Laken Riley”, que exigiría a las autoridades federales detener a los inmigrantes no autorizados que hayan sido acusados de robo.

Quienes apoyan la medida son los senadores demócratas Sherrod Brown, Tammy Baldwin, Bob Casey y Chris Murphy, así como los senadores independientes Kyrsten Sinema y Angus King. Brown, Baldwin y Casey enfrentan difíciles contiendas para poder reelegirse. Los republicanos desestimaron de inmediato el proyecto de ley, diciendo que se trata de una estratagema de año electoral.

Aun así, Baldwin indicó en un comunicado que es necesario garantizar que “los organismos policiales tengan las herramientas que necesitan para hacer su trabajo”.

La Comisión Nacional Senatorial Republicana (NRSC, por sus siglas en inglés), el brazo de campaña del Partido Republicano, ridiculizó de inmediato la propuesta de ley como un intento de los vulnerables demócratas para distanciarse de los problemas en la frontera entre Estados Unidos y México.

“Es un año electoral, así que tratan de engañar a los votantes al reescribir sus registros, y eso no funcionará”, dijo Mike Berg, vocero de la NRSC.

Desde que los republicanos encabezados por Donald Trump —el virtual candidato republicano de su partido— rechazaron una propuesta bipartidista para reorganizar el sistema de asilo de Estados Unidos, los demócratas han asumido una postura más enérgica con respecto a la política migratoria. Les dicen a los votantes que están dispuestos a hacer que las leyes migratorias sean más estrictas, pero con un enfoque que preserve los derechos civiles de los migrantes.

En la Cámara de Representantes, algunos demócratas también han formado un grupo centrado en la seguridad fronteriza.

El objetivo de la legislación del Senado es mantener bajo arresto a los inmigrantes con y sin estatus legal que estén acusados o hayan sido declarados culpables de delitos graves, crímenes violentos o amenazas a la seguridad nacional. Ello permitiría que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) mantenga bajo arresto a la gente hasta que pueda ser transferida al ICE para su custodia.

Actualmente, el organismo puede presentar peticiones por escrito —llamadas “solicitud de retención”— ante las autoridades locales para mantener bajo arresto a una persona por 48 horas más después de la fecha de liberación, de manera que el ICE tenga más tiempo para mantener arrestada a la persona con el fin de realizar los procesos de deportación. Sin embargo, la cooperación local con el ICE ha sido un tema muy controvertido, y grupos defensores de los derechos civiles han dicho que esa política de solicitudes de retención frecuentemente infringe los derechos garantizados por la Cuarta Enmienda constitucional.

Los republicanos han tratado de lograr que el Senado examine la “Ley Laken Riley” aprobada en la cámara baja, pero la semana pasada el senador demócrata Dick Durbin, presidente de la Comisión Judicial del Senado, bloqueó que fuese sometida a un examen rápido.

En respuesta, el senador republicano Ted Budd dijo que “el compromiso (del Partido Demócrata) con la apertura de las fronteras provoca que tragedias que se podrían evitar ocurran una y otra vez”.

Tampoco se sabe si los líderes demócratas del Senado impulsarán el proyecto de ley presentado el jueves.

Murphy dijo en un comunicado que “en realidad, resolvería uno de los problemas que enfrenta nuestro sistema migratorio, en lugar de servir como una herramienta de mensajería para satanizar a los inmigrantes”.