Sensación agridulce en Colombia tras su clasificación a octavos en el Mundial femenino

0
97
Un cliente y el empleado de una cafetería observan el partido entre Colombia y Marruecos en el Mundial femenino, en las afueras de Bogotá, Colombia, el jueves 3 de agosto de 2023. (AP Foto/Iván Valencia)

(AP) — Colombia certificó el jueves una clasificación histórica a los octavos de final de la Copa Mundial femenina en Australia y Nueva Zelanda, pero el hito deparó sensaciones agridulces en el país sudamericano.

Estaba la alegría por quedar primeras en el Grupo H, pero también había tristeza por cerrar la primera fase con una derrota 1-0 ante Marruecos.

Pese a la derrota, en las casas de algunas jugadoras de la selección, sus familias celebraron el boleto para enfrentar a Jamaica el próximo martes.

Así fue el caso en Candelaria, el municipio del departamento del Valle del Cauca en el suroccidente del país, donde residen los parientes de la delantera Linda Caicedo, la prodigio de 18 años que en este Mundial se ha destapado como una de las jugadoras de mayor proyección del fútbol femenino.

Herlinda Alegría, madre de Linda Caicedo, confesó en Noticias Caracol que sufrió “mucho” durante el partido en Perth. Y Mauro Caicedo, padre de la jugadora destacó que se le vino a la mente “lo que ella siempre quiso hacer y está haciendo” en este Mundial.

Desde la ciudad Medellín, en el noroccidente de Colombia, la familia de la centrocampista Lorena Bedoya también celebró.

Su madre, Luz Marina, afirmó que siente un “orgullo total” por lo que ha hecho su hija en el torneo.

Y desde la casa de la zaguera Daniela Arias, en Bucaramanga, oriente colombiano, su hermana Tatiana aseguró que las jugadoras del equipo nacional están preparadas para “asumir” este mundial y expresó su orgullo por los triunfos conseguidos hasta el momento.

Sara, otra hermana de Arias, manifestó que ahora lo necesario es prepararse para el partido contra Jamaica.