Sequía en el río Mississippi revela naufragio del siglo XIX

0
64
Los restos de una embarcación antigua yacen en una de las márgenes del río Mississippi, el lunes 17 de octubre de 2022, en Baton Rouge, Luisiana. (AP Foto/Sara Cline)

(AP) — Un naufragio quedó al descubierto en una de las márgenes del río Mississippi en Baton Rouge, Luisiana, luego de un descenso en el nivel del agua que amenaza con llegar a mínimos históricos en algunas zonas.

La embarcación, que los arqueólogos creen que se trata de un transbordador que se hundió a finales del siglo XIX o principios del XX, fue descubierta por un residente de Baton Rouge que caminaba por la orilla del río este mes.

El hallazgo es el más reciente en quedar al descubierto debido al bajo nivel del agua a causa de la sequía. Durante el verano, el descenso en los niveles del Área Recreativa Nacional del lago Mead reveló varios restos óseos, innumerables peces disecados, un cementerio de botes olvidados e incluso un navío hundido de la época de la Segunda Guerra Mundial que alguna vez sondeó el embalse.

“A la larga el río recuperará su nivel y (el barco) volverá a quedar sumergido”, dijo Chip McGimsey, arqueólogo del estado de Luisiana que ha estado analizando el naufragio las últimas dos semanas. “Es parte de la razón por la que se está haciendo un gran empeño para documentarlo, porque podría no estar allí la próxima vez”.

McGimsey cree que el barco podría ser el Brookhill Ferry, que probablemente llevaba a personas y carruajes a caballo de un lado del río al otro, antes de que los puentes atravesaran el Mississippi. Archivos de periódicos indican que la embarcación se hundió en 1915 durante una gran tormenta.

Pero esta no es la primera vez que los bajos niveles del agua dejan el barco al descubierto. McGimsey dijo que en la década de 1990 quedaron expuestas pequeñas partes de la embarcación.

“En aquella época el barco estaba completamente lleno de fango y había lodo a su alrededor, por lo que sólo se alcanzaban a ver las puntas de los extremos, así que (los arqueólogos) realmente no vieron mucho más. Tuvieron que remover mucha tierra sólo para poder abrir pequeños espacios que les permitían ver algunos pedazos”, dijo McGimsey.

Hoy en día se puede ver una tercera parte de la embarcación de 29 metros (95 pies) de eslora en la margen del río cerca del centro de Baton Rouge.