Advertisement

El Oklahoma City Thunder rechazó durante los últimos tres días estar preocupado por la derrota que sufrieron en el Juego 2 de las Finales de Conferencia Oeste.

Reiteraron que sólo necesitaban mayor intensidad en algunas áreas para volver a la competencia frente a los Golden State Warriors.

Advertisemen

Este domingo, quizá fue “algo” más que intensidad y energía lo que recibieron de buena parte de sus jugadores y una gran mayoría de los 18,203 aficionados que ingresaron al Chesapeake Arena, para ver una de las sorpresas más grandes en postemporada de los últimos años.

El Thunder puso ya la serie a su favor 2-1, luego de la victoria 133-105 en el Juego 3 de la serie.

Mejor aún para ellos, mostraron que con su debutante entrenador Billy Donovan son capaces de ajustar día a día, de acuerdo a las necesidades que imponga el rival.

“Creo que una de las principales claves fue que muchos de nuestro equipo mejoraron y contribuyeron de alguna manera”, dijo Donovan. “Supieron acomodarse en la cancha y entender la manera en que debíamos competir esta noche”.

“Obviamente, Kevin (Durant) y Russell (Westbrook) nos dieron grandes minutos”, agregó. “Pero en realidad fue todo el equipo”.

Durant anotó 33 puntos en casi igual cantidad de minutos que estuvo en la duela, ya que para el último periodo ni siquiera tuvo que jugar.

Igual sucedió con Westbrook, quien fue creciendo a lo largo del partido, hasta terminar con 30 unidades, ocho rebotes y 12 asistencias.

“Intentamos diferentes cosas para crear algunas oportunidades para Kevin y Russell”, explicó el entrenador. “Pero creo que lo más importante es que ambos supieron leer lo que la defensa les daba y tomaron buenas decisiones”.

“Creo que nuestro movimiento de bola fue muy bueno”, agregó. “Tuvimos pases extras y todo el mundo estuvo involucrado”.

El Thunder superó en eficiencia de tiros de campo a los campeones de la NBA 60 por ciento contra 40 por ciento hasta el tercer periodo, cuando los titulares de ambos conjuntos aún estaban en la duela.

Al final, los rebotes fueron también para Oklahoma City 52-38. Pero la gran diferencia fueron los puntos en rompimiento rápido; 29 para los anfitriones y sólo13 para los visitantes.

El Thunder anotó 62 puntos en la pintura, la mayor cantidad que permiten los Warriors esta temporada.

A la defensiva, el Thunder frenó al Jugador Más Valioso dela NBA, Stephen Curry, y al All-Star Klay Thomspon en un porcentaje de eficiencia en tiros de campo de apenas 28.6 por ciento y 18.2 por ciento, de manera respectiva.

Y la mayor sorpresa para la gran mayoría fue que Oklahoma City lo hizo casi todo con una alineación pequeña; muy diferente a lo que Golden State vio en los dos primeros juegos de la serie y el papel en que los centros del Thunder tuvieron en las series contra Dallas y San Antonio.

Cuando Oklahoma City jugó sólo con Sergei Ibaka como hombre grande, derrotó por 30 puntos a los Warriors.

“Gracias a la flexibilidad de nuestro roster y los jugadores que tenemos, podemos jugar de manera diferente cada serie o cada partido”, dijo Donovan. “Obviamente tuvimos una buena corrida con Enes (Kanter) y Steven (Adams) contra San Antonio”.

Thunder derrota al campeón en todos los aspectos