Todo se puede si te lo propones para garantizar plena calidad de vida

No es fácil, pero ¡si se puede! garantizar plena calidad de vida si se propone enérgicamente, verificarlo al despertar y saber que se espera un largo día, para atender la familia, a la gente que se quiere, al trabajo, los estudios, y por supuesto, comer nutritivamente saludable, practicar un deporte, hacer ejercicios físicos, bien por cuenta propia o con un entrenador personal. Definitivamente, solo habrá que interiorizarlo mentalmente, proponérselo, organizar las tareas por orden de prioridades y cumplirlas con responsabilidad y perseverancia.

Sin duda alguna, para garantizar plena calidad de vida se requiere de esfuerzos, dedicación y sobre todo perseverancia partiendo de los mejores hábitos de alimentación, y por supuesto, costumbres cotidianas en los regímenes de ejercicios y deportivos. Pero, además se debe incluir un aspecto tan importante como los dos antes mencionados y nos referimos a la actitud mental, reflejo de lo emocional y espiritual, las cuales hay que consolidarlas colegiadamente para el bienestar de llevar un estilo de vida completamente saludable.

Hemos dedicado varios artículos anteriores al tema de los hábitos de alimentación, en los que tratamos lo mejor posible la necesidad de nutrirse bien, equilibradamente como el arma principal o en otras palabras, como la mejor medicina preventiva para mantener una buena salud, solo que debemos adicionar la actividad física practicándola cotidianamente en una disciplina deportiva, o programas de ejercicios, nadar, caminar, montar bicicleta, bailar de tal forma que se garantice una de las mejores maneras de mantenerse en perfectas condiciones físicas.

Comenzaremos a puntualizar las tantas opciones para garantizar la plena calidad de vida integrando la disciplina deportiva como actitud cotidiana, la cual juega un rol súper especial; interiorizar nuestra misiva a tales efectos como punto de partida, sentirlo como una necesidad altamente priorizada, aunque se esté cansado, con pereza, o inclusive si se está padeciendo alguna dolencia, sobre todo esos dolores crónicos, comúnmente llamados achaques propios de la edad, que generalmente se manifiestan en las articulaciones de los brazo, piernas y columna vertebral. En tales casos, hay que enajenarse de ellos para seguir avanzando y, de hecho, consolidar un auto estímulo de empuje de que, si se puede practicar el deporte o hacer los ejercicios físicos, hacerlos fehacientemente, de modo que la realización del éxito nos invade como muestra de la satisfacción emocional y espiritual a plenitud.

La mente siempre está en constante actividad, como seres pensadores y si el pensamiento se orienta hacia la dirección correcta con la voluntad positiva de cumplir, no hay dudas que se tendrá éxito. Los miles de pensamientos que se generan en la mente involucran al diálogo interno capaz de convertirse en una herramienta muy útil y poderosa para el cumplimiento de las tareas cotidianas priorizadas y, sin dudas, a equivocaciones, incluyendo las actividades deportivas. Al manejar debidamente susodicho diálogo interno en la mente, crea un estado emocional positivamente óptimo, tal como la frase ya mencionada anteriormente y muy de moda actual, que cubre las expectativas deseadas: ¡Si se puede!

Cuando la mente se propone una meta y evalúa facultades, vías y procedimiento ordenados por prioridades, reconoce automáticamente las habilidades motoras, los buenos caminos, lográndose exitosamente.

Por lo tanto, se debe aprovechar ese diálogo interno para actuar enérgicamente, con rendimiento óptimo en el desempeño de los ejercicios físicos y los deportes, enajenándose de lo negativo y concentrándose en lo positivo de que, si se es capaz de hacer, con buenos resultados, por lo que se siente orgullo, ganando confianza en sí mismo, y concluyendo definitivamente que, todo se puede si se lo propone para garantizar la plena calidad de vida.

Pero, se debe tener en cuenta que cuando los hábitos y costumbres no son propios de calidad de vida, un cambio brusco no es recomendable a fin de evitar frustraciones, por lo que se debe iniciar un proceso paulatino voluntariosamente con el deporte más placentero, o viable, como caminar, correr, bailar, nadar, andar en bicicleta o simplemente ir a un gimnasio cercano, e incorporarlo como actividad cotidiana en progreso. Definitivamente, los mencionados ejercicios aeróbicos facilitan un buen comienzo para garantizar la meta propuesta de la plena calidad de vida.

Aunque se debe auxiliar de una mano amiga que lo motive, mucho mejor de un entrenador personal, en cuyo caso, Calvet Personal Training LLC está a la disposición para cualquier ayuda a tales efectos, en el 7428 S Dixie Hwy, West Palm Beach, FL, 33405, pudiendo hacer previa cita a través del 561-512-9081, o vía info@calvetpersonaltraining.com; incluso visitar el sitio web
www.calvetpersonaltraining.com

Artículo en idioma inglés, clic siguiente link:

https://bit.ly/3jh0Cyn

Similar Articles

Comments

Noticias recientes