Tormentas causan daños en sur y medio oeste de EEUU

0
137
Los destrozos causados por la tormenta en Covington, Tennessee, el 1 de abril de 2023. (Patrick Lantrip/Daily Memphian via AP)

(AP) — Los habitantes de una amplia franja en el sur y el medio oeste de Estados Unidos atestiguaron el domingo la destrucción causada por las tormentas que provocaron posiblemente decenas de tornados y mataron al menos a 29 personas en pueblos pequeños y grandes ciudades, mientras el clima severo avanzaba hacia el noreste.

Las tormentas incluso colapsaron el techo de una sala de conciertos abarrotada en Illinois y sorprendieron en toda la región por el alcance de los daños.

“Eso significa que ahora habrá asistencia del gobierno federal para apoyar los increíbles esfuerzos que ya están realizando el estado y las comunidades locales”, dijo la titular de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), Deanne Criswell, en Little Rock, Arkansas, después de visitar algunas de las áreas más afectadas.

La gobernadora de Arkansas, Sarah Huckabee Sanders, ya había declarado el estado de emergencia y activado la Guardia Nacional. Al menos cinco personas murieron en el estado.

Los tornados en 11 estados destruyeron casas y negocios, astillaron árboles y arrasaron vecindarios. Podría llevar días hacer un recuento de todos los tornados de los últimos días.

El Servicio Meteorológico Nacional confirmó el domingo que un tornado fue responsable de los daños causados por la tormenta cerca de Bridgeville, Delaware, donde el clima severo dañó numerosas casas y cerró carreteras. Una persona fue encontrada muerta dentro de una casa muy dañada por la tormenta el sábado por la noche, informó la policía.

Los muertos también incluyeron al menos nueve en un condado de Tennessee, cinco en Indiana y cuatro en Illinois. Se informaron otros fallecimientos por las tormentas del viernes en Alabama y Mississippi.

El gobernador de Tennessee, Bill Lee, condujo hasta el condado el sábado para recorrer la destrucción y consolar a los residentes. Dijo que la tormenta coronó la “peor” semana de su tiempo como gobernador, días después de un tiroteo en una escuela en Nashville donde murieron tres niños y tres educadores.