Tras destellos de novatos en años anteriores, algunos de los mejores prospectos pasan apuros en 2024

0
6

(AP) — El debut de Jackson Holliday con los Orioles de Baltimore no salió como se esperaba cuando el joven de 20 años sólo pudo conectar dos imparables en 34 turnos, ponchándose exactamente en la mitad de sus apariciones en el plato.

Si existe algún consuelo, hay otros prospectos con quienes se puede identificar.

¿Colt Keith en Detroit? Batea para .177. ¿Wyatt Langford, de los Rangers de Texas? Bateó para .224 antes de caer a la lista de lesionados. El venezolano Jackson Chourio, de Milwaukee, ha estado un poco mejor, con cuatro jonrones, pero el jardinero batea para .214 con un porcentaje de llegada a base de apenas .262.

Ninguno de los tres fue enviado a ligas menores como Holliday – al menos no todavía – pero sus contratiempos son indicativo de una tónica en el primer mes y medio de la temporada. Justo cuando parecía que las emergentes jóvenes figuras del béisbol parecían manejar la transición de Triple-A a las Mayores, unos cuántos prospectos destacados se han mostrado y han pasado por una humilde experiencia.

“Pienso que este juego ya es muy difícil. Es realmente complicado batear, mucho más que antes. El mundo en el que vivimos ahora, y la lupa bajo la que están estos chicos, lo hace más complejo”, dijo el mánager de los Orioles, Brandon Hyde. “Así es como es esto ahora mismo. Con las redes sociales, la presión, y todas estas cosas, es un desafío”.

Lo que hace que esta temporada sea una sorpresa es que es precedida de unos cuántos años grandiosos para novatos. La generación de bateadores novatos el año pasado produjo la segunda mayor cantidad de victorias sobre reemplazo que se haya registrado según FranGraphs, superado sólo por el 2015. Corbin Carroll de Arizona, Novato del Año en la Liga Nacional en 2023, también terminó quinto en la votación al Jugador Más Valioso.

Existen varias teorías acerca de la razón por la que bateadores novatos estaban listos: Venían de ligas menores con experiencia en nuevos reglamentos como el reloj de lanzamiento. El proceso de desarrollo está más avanzado que nunca. Los equipos invitan más prospectos a la pretemporada donde se enfrentan a mejores lanzadores, y mucho más.

Jugadores en temporadas de novato produjeron un OPS (embasado más slugging) de .701 el año pasado. Este año bajó a .641 la cual sería la marca más baja desde 1992. Es válido pensar que el número aumentará a medida que avance la temporada y los nuevos jugadores ganen experiencia – pero únicamente en abril el OPS para novatos bajó de .677 en 2023 a .648 este año.

El gerente general de los Orioles, Mike Elias, tuvo su propia teoría el mes pasado – que la diferencia entre lanzar en Triple-A y las Mayores está creciendo, debido a que las lesiones estaban causando que fueran llamados los mejores lanzadores de ligas menores.

“Ahora mismo dudo que haya bastantes equipos que dejen a muchos de sus mejores lanzadores en Triple A. Hay muchísimos buenos lanzadores en las Grandes Ligas porque los necesitas”, dijo Elias. “Realmente es complicado hacer ese salto”.