Advertisement

Una vez más el presidente Donald Trump volvió a desatar su furia contra el fiscal general, Jeff Sessions, esta vez por hacer su trabajo.

Trump se volcó a Twitter este lunes para criticar ferozmente a Sessions, por la gestión de dos investigaciones que el Departamento de Justicia adelanta contra dos congresistas republicanos que buscan retener sus escaños en las elecciones al Congreso que se realizarán este mes de noviembre.

Advertisemen

“Dos investigaciones de la etapa de (Barack) Obama sobre dos congresistas republicanos muy populares que han derivado en dos cargos muy publicitados, justo antes de las elecciones legislativas, por el Departamento de Justicia de Jeff Sessions. Dos victorias fáciles ahora en duda porque no hay tiempo suficiente. Buen trabajo Jeff…”, aseguró Trump en su cuenta de Twitter.

El mandatario dejó caer así la idea de que las decisiones del máximo responsable de la cartera de Justicia podrían estar influenciadas por intereses partidistas.

Trump cuestionó las acusaciones del Departamento de Justicia sobre dos congresistas republicanos por distintos delitos. Se trata del representante Duncan Hunter, de California, y Chris Collins, de Nueva York, ambos acusados de fraude y corrupción.

El presidente continuó en otro tuit criticando a Sessions al considerar que los demócratas “lo aman ahora”, al igual que a James Comey, el exdirector del FBI al que despidió en mayo de 2017.

“Los demócratas lo odiaban, lo querían fuera, pensaban que era asqueroso, ¡HASTA QUE YO LE DESPEDÍ! Inmediatamente se convirtió en un hombre maravilloso, una figura santa de hecho. ¡Muy enfermizo!”, incidió el magnate sobre Comey, quien aseguró hace meses que Trump le pidió que “dejara ir” una investigación contra Michael Flynn, exasesor de seguridad nacional de la Casa Blanca.

Las críticas de Trump se enmarcan en un contexto de continuas críticas públicas contra su fiscal general, al que ha cuestionado recurrentemente después de que este decidiera apartarse de la investigación de la trama rusa.

Tras el movimiento de Sessions y el despido de Comey, Robert Mueller fue nombrado en mayo de 2017 fiscal especial para dirigir las pesquisas sobre la supuesta coordinación entre la campaña de Trump y Rusia, unas averiguaciones que hoy continúan y que han sido desprestigiadas reiteradamente por el magnate.