Advertisement

WASHINGTON (AP) — Los legisladores que negocian un proyecto de gastos para la seguridad en la frontera con México iniciarán conversaciones el miércoles, mientras el presidente Donald Trump insiste que se deben incluir fondos para el muro que él propone construir.

Librados a sus propios medios, los expertos negociadores de ambas cámaras dicen que les será fácil llegar a un acuerdo sobre seguridad fronteriza como lo han hecho los últimos dos años. El problema es si Trump lo firmará o no.

Advertisemen

El presidente, quien no oculta su impaciencia, tuiteó por la madrugada que si los negociadores no “discuten o contemplan un Muro o Barrera Física, ¡están Perdiendo el tiempo!”.

Los demócratas, que controlan la cámara baja, permanecen unidos contra el proyecto de Trump, aunque algunos se muestran dispuestos a acordar tras los 35 días de cierre parcial del gobierno.

“Hemos dicho consecuentemente que no apoyamos un muro fronterizo medieval de costa a costa”, dijo el representante Hakeem Jeffries de Nueva York, quinto en la jerarquía demócrata. “Sin embargo, podemos apoyar una barda donde sea sensato, pero hay que hacerlo basado en pruebas”.

El jefe del bloque de senadores demócratas, Chuck Schumer, dijo que “hemos llegado a grandes acuerdos anteriormente. Cuando el presidente no interviene en las negociaciones, casi siempre lo logramos. Cuando se entromete, es una garantía de fracaso. Por eso le pediría al presidente Trump que permita que el Congreso se ocupe de esto por su cuenta”.

Por su parte, los jefes republicanos quieren atemperar la batalla en torno al muro y sugieren que pueden ser flexibles cuando los negociadores busquen un acuerdo bipartidista.

El jefe de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, quien presionó a Trump la semana pasada para que pusiera fin al cierre del gobierno, advirtió al presidente que no debe provocar otro cierre ni declarar una emergencia nacional en la frontera, lo que sería un medio para asignar fondos del presupuesto a la construcción de segmentos del muro.

Preguntado qué clase de acuerdo apoyaría, McConnell dijo que “estoy a favor de cualquier cosa que funciones e impida la disfunción que hemos visto a plena luz el mes pasado y a la vez no haga pensar al presidente que debe declarar una emergencia nacional”.