Trump provoca más ira y miedo a los demócratas que Biden a los republicanos

0
10

(AP) — Muchos estadounidenses se muestran poco entusiastas por la repetición en noviembre de la elección presidencial de 2020. Pero el virtual candidato republicano Donald Trump parece suscitar más ira y miedo entre los republicanos que el presidente Joe Biden entre los demócratas.

Una encuesta realizada por The Associated Press y el Centro NORC para la Investigación de Asuntos Públicos encontró que los demócratas es más probable que afirmen sentirse “temerosos” o “furiosos” ante la posibilidad de un nuevo mandato de Trump que los republicanos respecto a la idea de que Biden permanezca en la Casa Blanca.

La reacción emocional que Trump inspira podría funcionar a su favor, dado que en la encuesta también se encontró que los republicanos están más emocionados por la posibilidad de la victoria de Trump de lo que están los demócratas respecto a una victoria de Biden.

Siete de cada 10 demócratas dijeron que las palabras “furioso” o “temeroso” describirían sus emociones “extremadamente bien” o “muy bien” respecto a una victoria de Trump. Una mayoría más pequeña de republicanos (56%) señalaron lo mismo acerca de un triunfo de Biden. Cerca de 6 de cada 10 demócratas mencionan ambas emociones cuando contemplan una victoria de Trump. De nueva cuenta, esta cifra excede a los aproximadamente 4 de cada 10 republicanos que dicen que se sentirían furiosos y temerosos si Biden prevalece.

Los hallazgos son notables en una campaña inusual, en la que se enfrenta un presidente en funciones contra su predecesor, y donde ambos enfrentan dudas en sus propios partidos y entre los independientes. Consolidar el apoyo de los republicanos que respaldaron a Nikki Haley en la elección primaria republicana podría ser un desafío para Trump. Biden enfrenta a los progresistas desencantados de la izquierda y preocupaciones sobre si su edad, 81 años, es un riesgo para el puesto.

La emoción por los dos candidatos será un factor importante en una contienda donde el número de votantes que acudan a las urnas de cada una de las partes será crucial. Pero el disgusto también puede motivar a los votantes tanto con entusiasmo.

Derrick Johnson, un votante de Michigan que se identifica como liberal independiente, expresó muchas críticas contra Biden. Pero el cuidador y trabajador de servicios de alimentos de 46 años dejó clara su conclusión: “Donald Trump está loco. Temo que nos lleve a la Tercera Guerra Mundial. Mi mensaje es, cualquiera menos Trump”.

Los intensos sentimientos de los demócratas sobre Trump explican las diferencias generales en cómo los estadounidenses ven a los dos rivales. En conjunto, cerca de 4 de cada 10 adultos estadounidenses afirman que “temeroso” describiría su emoción “extremadamente” o “muy” bien si Trump es reelegido, mientras aproximadamente 3 de cada 10 temerían un segundo mandato de Biden. Cerca de 4 de cada 10 adultos se sentirían furiosos si Trump gana en noviembre, mientras que 28% dijeron lo mismo sobre Biden.

Los hallazgos de la encuesta sobre emociones negativas podrían ser especialmente importantes para Biden debido a sus otros puntos débiles, incluido el hecho de que los republicanos siguen estando más emocionados por volver a elegir a Trump que los demócratas por reelegir a Biden. Ligeramente más de la mitad de los republicanos, 54%, dijo que “emocionado” describe sus sentimientos sobre otro mandato de Trump “extremadamente bien” o “muy bien”. Para Biden, esa cifra fue de solo 4 de cada 10 entre los demócratas.

“Sabemos lo que tendremos con Trump”, dijo el republicano John Novak, trabajador de mantenimiento de 54 años que vive en Wisconsin, un estado indeciso, y que se cuenta entre los partidarios a los que les promocionaría un nuevo mandato de Trump.

La encuesta más reciente de AP-NORC mostró que Biden tiene un índice de aprobación general de 38%. Los adultos estadounidenses también expresaron su descontento sobre su manejo de la economía y la inmigración, y no toda esa desaprobación es impulsada por lealtades partidistas. Cerca de 4 de cada 10 adultos aprueban la forma como Biden maneja la economía, igual a su aprobación general en el puesto.

En temas específicos, cerca de 3 de cada 10 demócratas desaprueban la forma como Biden maneja la economía; unos 4 de cada 10 desaprueban su enfoque a la inmigración o a la seguridad fronteriza.

“La situación en la frontera realmente me molesta”, dijo Johnson, el liberal de Michigan. “Los cruces fronterizos están fuera de control”.

El presidente y sus asesores de campaña presumen los logros legislativos de esta administración, especialmente en infraestructura, una economía que mejora y nuevos gastos para combatir el cambio climático. Pero el presidente y sus aliados también critican implacablemente a Trump como alguien interesado únicamente en “venganza y retribución” por su derrota en 2020 y las acusaciones penales pendientes y otros problemas legales subsecuentes.

Han aprovechado los elogios de Trump a líderes autoritarios como Vladímir Putin de Rusia y Viktor Orbán de Hungría, y han hecho circular nuevamente la declaración del expresidente de que estaría dispuesto a actuar como un dictador por un día para cerrar la frontera y expandir las perforaciones para extraer combustibles fósiles.

Trump ha contraatacado con virulentas críticas sobre la agudeza mental y la aptitud física de Biden para la presidencia, e incluso se burló del tartamudeo del presidente. Pero los resultados de la encuesta más reciente indican que Trump no ha logrado maximizar los posibles beneficios de esos ataques, o que simplemente han tenido menos resultados para él.

En ocasiones, Biden convierte su versión del argumento en una ocurrencia humorística que usó con frecuencia en 2020, cuando competía para quitarle el puesto a Trump: “No me comparen con el Todopoderoso, compárenme con la alternativa”.

De hecho, eso es lo que resuena con los demócratas renuentes y con algunos independientes.

“Voté por Trump (en 2016) porque quería alguien que sacudiera a Washington”, dijo Neil Murray, jubilado de 67 años de Jonesboro, Arkansas, que se identifica como independiente. “Ciertamente lo hizo, pero no pudo hacer nada productivo con ello”.

Frustrado con las cualidades negativas de Trump que pasó por alto en 2016, Murray votó por 2020, pero sin entusiasmo. Calificó a Biden como “insincero en algunas cosas” y demasiado cercano a la facción izquierdista en la política económica.

Pero en noviembre, señala Murray, no tendrá reservas al emitir su voto por el demócrata, porque “Donald Trump es un lunático vociferante”.