Advertisement

El presidente Trump ha defendido a última hora de este martes las cualidades estéticas de su muro propuesto a lo largo de la frontera sur, argumentando que será una estructura “bonita” y rentable con “diseño artístico”.

“Los demócratas dicen alto y claro que no quieren construir un muro de concreto, pero no estamos construyendo un muro de concreto, estamos construyendo listones de acero de diseño artístico”, ha dicho Trump.

Advertisemen

Así podremos ver fácilmente a través de ellas. Será bonito y, al mismo tiempo, dará a nuestro país la seguridad que nuestros ciudadanos merecen. Se construirá rápido y una vez completado nos ahorrará miles de millones de dólares cada mes”, ha dicho Trump.

Si bien Trump parece sugerir en sus tuits que el principal problema de los demócratas con el muro fronterizo se basa en la estética, los líderes del partido siempre se han opuesto al concepto en su totalidad y han dejado en claro que su oposición se basa en la política y los principios. “El muro no tiene que ver con el dinero. El muro tiene que ver con la moralidad. Es incorrecto. No funciona. No es efectivo”, ha dicho a la prensa Nancy Pelosi, demócrata por California.

Estas palabras del presidente llegan después de que la Casa Blanca haya indicado que preferiría un acuerdo en el Congreso que evitara el cierre previsto del gobierno para el viernes. Según ha dicho este martes la portavoz gubernamental, Sarah Sanders, ya tienen otras maneras en mente para pagar la barrera fronteriza que no requieren del respaldo de la Cámara de Representantes, ahora ya en manos de los demócratas.

“En última instancia, no queremos que el Gobierno cierre”, ha reconocido Sanders en la cadena Fox News, “queremos que la frontera se cierre”. “Hay sin duda varias fuentes de financiación diferentes que hemos identificado que podemos usar”, ha añadido Sanders, que ve posible así complementar el dinero que le asigne el Congreso (los demócratas sólo acceden a destinar 1.600 millones a seguridad fronteriza), hasta llegar a los 5.000 millones que dice necesitar para construir el muro.

La fecha límite para lograr un acuerdo presupuestario en el Congreso es la medianoche del viernes. La Cámara de Representantes y el Senado (en manos del Partido Republicano aún) ya han alcanzado pactos similares para evitar que el Gobierno federal se quede sin presupuesto; con el respaldo de Trump, sería aún más fácil. Sanders ha indicado hoy que lo tendrán, al afirmar que “podrían respaldar” el acuerdo que incluya 1.600 millones para seguridad fronteriza.

Queda por saber cómo lograría Trump el dinero restante hasta completar los 5.000 millones de dólares que dice precisar. Durante la campaña electoral, prometió que sería México quien pagara por el muro; luego, tras las repetidas y enérgicas negativas del Gobierno de este país, comenzó a barajar otras opciones, como que sea el Ejército el que lo construya, al ser una cuestión de seguridad nacional.

A partir de ahí, cualquier teoría es posible, incluida la que deslizó un colaborador de Fox News, favorita del presidente: hacer una cuestación popular entre los ciudadanos para que todos aporten una cantidad (¿80 dólares?) con la que financiar la barrera.