UE acuerda prohibir el 90% del petróleo ruso para fin de año

0
77
El presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy, a la izquierda en una pantalla, habla desde Kiev a una reunión extraordinaria de la Unión Europea para tratar el tema de la guerra en Ucrania y la seguridad energética y alimentaria, el lunes 30 de mayo de 2022, en Bruselas. (AP Foto/Olivier Matthys)

(AP) — Los gobernantes de la Unión Europea acordaron el lunes embargar la mayoría de las importaciones de petróleo ruso al bloque para fin de año, parte de un conjunto de nuevas sanciones a Moscú concretadas en una cumbre centrada en ayudar a Ucrania con un nuevo paquete de apoyo financiero.

El embargo incluye el petróleo ruso trasladado por mar, permitiendo una excepción temporal para las importaciones suministradas vía oleoductos, una medida que fue crucial para que Hungría —que no tiene salida al mar— se sumara a una decisión que requería consenso.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, indicó que el acuerdo abarca más de dos terceras partes de las importaciones de petróleo desde Rusia. Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, dijo que las sanciones “realmente reducirán alrededor del 90% de las importaciones de petróleo desde Rusia a la UE para fin de año”.

Michel dijo que los gobernantes también acordaron proporcionar a Ucrania un paquete de ayuda de 9.000 millones de euros (9.700 millones de dólares) para apoyar la economía del país. No está claro si el dinero llegará en forma de subvenciones o préstamos.

Mijail Ulyanov, representante permanente de Moscú ante las organizaciones internacionales en Viena, respondió a la decisión de la UE en Twitter, diciendo: “Como bien dijo ella ayer, Rusia encontrará otros importadores”.

El nuevo paquete de sanciones también incluirá una congelación de activos y una prohibición de viajar para ciertos individuos, mientras que el banco más grande de Rusia, Sberbank, quedará excluido del SWIFT, el sistema mundial de transferencias financieras más importante y del que previamente la UE prohibió el acceso a varios bancos rusos más pequeños. También se impedirá a tres grandes emisoras estatales rusas distribuir sus contenidos en la Unión Europea.

“Queremos detener la maquinaria de guerra de Rusia”, dijo Michel, al elogiar lo que dijo es un “logro notable”.

“Más que nunca es importante mostrar que somos capaces de ser fuertes, que somos capaces de ser firmes, que somos capaces de ser duros”, añadió.

Michel dijo que las nuevas sanciones, que necesitaban el apoyo de los 27 países miembros, serán avaladas legalmente para el miércoles.

El bloque ya había impuesto cinco rondas de sanciones a Moscú debido al conflicto. Ha penalizado a más de 1.000 personas, entre ellas al presidente ruso Vladimir Putin y a altos funcionarios de su gobierno, así como a oligarcas partidarios del Kremlin, bancos y el sector del carbón, entre otros.

Pero el sexto paquete de sanciones anunciado el 4 de mayo había quedado en suspenso debido a las preocupaciones por la posible interrupción de los suministros de petróleo.

Este estancamiento puso en aprietos al bloque, que se vio obligado a rebajar sus pretensiones para poder convencer a Hungría a que dejara de resistirse. Cuando Von der Leyen propuso el paquete de medidas, el objetivo inicial era eliminar gradualmente las importaciones de crudo en un plazo de seis meses y las de productos refinados para finales de año.

Tanto Michel como Von der Leyen dijeron que los gobernantes volverán a tratar el tema en breve, con el objetivo de garantizar que las exportaciones rusas de petróleo por oleoducto a la UE sean prohibidas en una fecha posterior.

El primer ministro húngaro Viktor Orban había dejado en claro que podría apoyar las nuevas sanciones únicamente si se garantizaba el suministro de crudo a su país. La nación recibe más del 60% de su petróleo desde Rusia y depende del crudo que viene a través del oleoducto Druzhba, de la era soviética.

___

Karel Janicek contribuyó a este despacho desde Praga.