Un anuncio, 3 acentos: los demócratas buscan el voto latino

Los anuncios en español a favor de Joe Biden utilizaron el mismo lema para criticar al presidente de Estados Unidos, Donald Trump: “los cuentos no pagan las cuentas”.

Pero el narrador de la versión emitida en Miami tenía acento cubano. En Orlando, el acento era puertorriqueño. Y en Phoenix, era mexicano.

Biden, el probable candidato demócrata a la presidencia, confía en ganar Florida y otros estados indecisos impulsando la participación de los latinos por encima de las elecciones que perdió Hillary Clinton en 2016. Para ello es clave comprender el origen de los votantes latinos gracias a nuevos avances en los anuncios dirigidos.

Eso supone utilizar modelos de datos de población votante para producir anuncios y adaptarlos a grupos étnicos más pequeños dentro de la amplia comunidad latina.

“Ahora tenemos la capacidad de hacer modelos por etnias”, indicó el presidente del Comité Demócrata Nacional, Tom Perez, hijo de inmigrantes de República Dominicana, en una conferencia telefónica reciente con asesores de Biden.

“Si conoces a alguien llamado Perez, o Alex o Rodríguez en Florida, y quieres que voten por Joe Biden, una de las cosas más importantes que tienes que saber sobre ellos es, ¿son Rodríguez, Alex o Pérez de Venezuela, de la República Dominicana, de Cuba, de Puerto Rico?”, dijo.

A menudo las campañas se dirigen a los votantes con mensajes específicos. Por eso los candidatos presidenciales se centran en un tema cuando se dirigen a los afroestadounidenses del centro norte de Estados Unidos y en otro cuando se dirigen a las mujeres blancas de suburbios en el sur.

Aún así, la cúpula demócrata ha apostado a que unos cambios sutiles puedan ofrecer grandes beneficios. La participación latina en 2016 cayó al 47,6% de los posibles votantes en ese grupo, casi 3 puntos porcentuales por debajo de 2008, según sondeos del Censo de Estados Unidos. Mejorar ese dato, señalan, podría darles la victoria en Florida y estrechar la carrera en Arizona, antes un claro territorio republicano.

Implica “comprender de verdad que no somos un bloque”, dijo Julie Chávez Rodríguez, nieta del líder de derechos civiles Cesar Chávez y asesora destacada de la campaña de Biden. “No se trata de tomar una campaña en inglés y traducirla al español y considerar eso un acercamiento a los latinos”.

Biden tiene terreno que recuperar después de que su rival Bernie Sanders acumulara un fuerte apoyo latino para ganar las primarias demócratas en California y Nevada. Desde entonces, señaló Rodríguez, Biden ha contratado a más hispanos en todos los niveles de su campaña, asegurándose de que proceden de distintos orígenes. Eso permite llegar a los votantes con diferentes perfiles culturales y formas del español.

Similar Articles

Comments

Noticias recientes