Advertisement

Un avión de la compañía indonesia de bajo costo Lion Air, en el que viajaban 189 pasajeros y tripulantes, se ha estrellado este lunes en el mar poco después de despegar en Yakarta, capital de Indonesia. Las autoridades han dicho que no esperan que haya supervivientes. “Mi predicción es que nadie ha sobrevivido”, ha apuntado en declaraciones a los medios locales el general de brigada Bambang Suryo Aji, de la agencia de búsqueda y rescate, Basarna. Se han empezado a recuperar los primeros cadáveres.

La aeronave, un Boeing 737 MAX 8, perdió la comunicación con la torre de control 13 minutos después del despegue a las 6:20 am desde Yakarta (7:20 pm ET del domingo) en dirección Pangkal Pinang, la capital de la isla de Sumatra de Bangka-Belitung. Entre los viajeros: 178 pasajeros adultos, tres menores (entre ellos dos bebés), seis miembros de la tripulación y dos pilotos. Antes de perder la comunicación, el avión solicitó volver al aeropuerto.

Advertisemen

Según las autoridades de seguridad de la aviación y el transporte del país, el avión había sido autorizado por los controladores aéreos para regresar al aeropuerto de Yakarta tras la solicitud de su piloto, aproximadamente dos o tres minutos después del despegue.

Tenía previsto aterrizar una hora después de su partida, a las 7.20 am. Entre los pasajeros había dos extranjeros: el piloto, originario de Nueva Delhi, y un ciudadano italiano.

El presidente de la aerolínea, Edward Sirait, ha dicho que la aeronave tuvo un problema técnico en su último vuelo que fue resuelto. “Este avión había volado previamente desde Denspasar (Bali) a Cengkareng (Yakarta). Hay registro de un asunto técnico que se resolvió siguiendo el protocolo”, ha señalado Sirat a los medios sin dar más detalles del problema.

Lion Air es una de las aerolíneas más jóvenes y grandes de Indonesia, que opera docenas de vuelos con destinos nacionales e internacionales.