Advertisement

La mayoría de las personas padecen de indigestión ocasionalmente y otras las sufren con mayor frecuencia, sobre todo si se es obeso, y aún más cuando estamos próximos a la tercera edad. Pero generalmente es consecuencia del consumo de alimentos llamados vulgarmente chatarra, de comer de manera exagerada, sin horario, y desbalanceados nutricionalmente provocando la inflamación de la mucosa del estómago, lo que conlleva a una gastritis. También, puede debilitarse determinadas zonas del esófago, lo que facilita que el ácido estomacal retorne, dando sensación de acidez; y en algunos casos, se reduce la capacidad de filtrado de la vesícula y por ende la acumulación de bilis, de modo que con el tiempo, el hígado se ve impedido de metabolizar y eliminar el exceso de grasa, por lo tanto, el excedente empieza a acumularse en las células hepáticas, dando origen al llamado hígado graso, que termina siendo fuente de múltiples enfermedades.

Entonces el aparato digestivo no se salva de la obesidad y sus consecuencias nocivas, así como las repercusiones anatómicas y funcionales que generan muchas enfermedades, entre ellas son de destacar el elevado riesgo de padecer un adenocarcinoma esofágico, la pancreatitis aguda y, aunque de forma no tan llamativa, el cáncer colorrectal.
A consecuencias de susodichas molestias digestivas se acude al doctor y por lo general receta la exigencia de dieta y varios medicamentos; y sin duda alguna, calmará los síntomas de molestias del proceso digestivo. Pero, qué pasa después de concluir el tratamiento médico para aliviar las molestias digestivas, sino tomamos conciencia de llevar un estilo de por vida lo más saludable posible, alimentándose en porciones moderadas, debidamente equilibrada nutritivamente y a una frecuencia regularizada entre cada dos y tres horas, expectativas a garantizar como la mejor medicina preventiva.

Advertisemen

Como complemento es muy bueno considerar el beneficio del uso de hierbas y algunas especies, como la menta, eneldo, tomillo, el rábano, el laurel, mejorana, comino, canela, jengibre, mero, perejil, cilantro, y una buena infusión caliente después de comer tal y como es costumbre de los asiáticos, ya que pueden ayudar a disminuir las molestias de la digestión, la flatulencia, el cólico, a fin de evitar sentirse inflamado después de comer.
Además debemos evitar la pereza que acude después de haber comido ya que atinamos a dormir, o sentarnos a descansar la comida frente a la TV y dar un par de cabezazos, o como es costumbre de los españoles después de almorzar recesar e ir a dormir la siesta. De hecho, la mayoría de los doctores recomiendan caminar como mínimo 10 minutos después de comer, pues ayuda a tener una mejor digestión.

Los ejercicios o deporte regularmente serán muy importante para evitar los síntomas de molestias digestivas ya que se alivian con el solo hecho de llevar una vida activa. Al respecto, de acuerdo a un estudio realizado en The Jackson Laboratory in University of Minnesota, 2010, en hombres y mujeres con sobrepeso, los problemas gastrointestinales como el dolor de estómago, intestino irritable, diarrea e hinchazón mejoran con el ejercicio. Lo interesante del estudio fue que las personas que tenían mayor sobrepeso padecían más de problemas gastrointestinales, pero a medida que acompañaban el ejercicio con una reducción de grasas en sus comidas y aumentaban el consumo de frutas y vegetales, los síntomas también disminuían. Dicho estudio particularizó que hacer ejercicios para fortalecer los músculos abdominales estimula más rápida y eficientemente el paso de los alimentos por el intestino, así como también estimula el movimiento intestinal evitando el estreñimiento.
Entonces, el aparato digestivo no se salva de la obesidad y sin dudas, un estilo de vida saludable estimula a mejorar molestias nocivas durante la digestión. Pero, sensibilizarse poco a poco con la necesidad de comer saludable y llevar una actividad física de ejercicios aporta muchos beneficios a nuestra salud y no solo será mantener un peso apropiado y un elegante porte y aspecto, sino los efectos positivos para en el sistema digestivo y en general para el buen funcionamiento de todos los órganos del cuerpo.

Así, que considere caminar un poco después de comer, y porque no hasta las puertas de Calvet Personal Training LLC las que están abiertas para que se vincule a un buen programa de ejercicios debidamente apropiado profesionalmente. Visitenos en el 7428 S Dixie Hwy, West Palm Beach, FL 33405, incluso puede comunicarse con nosotros y tomar una cita previa a través del 56-512-9081 o vía info@calvetpersonaltraining.com o puede también usar el sitio web www.calvetpersonaltraining.com.