Advertisement

Un reloj pulsera para investigar el Parkinson. Un reloj pulsera que cuenta con un microchip que puede captar más de 300 movimientos por segundo y una plataforma que permite el análisis de esta información, clave para poder conocer mejor las características de la enfermedad de Parkinson, fueron presentados hoy por la Fundación Michael Fox y la empresa Intel.

“Casi 200 años después de que el Parkinson fuera diagnosticado por primera vez, aún estamos subjetivamente midiendo la enfermedad de la misma forma en la que los médicos lo hacían en aquellos tiempos”, dijo Todd Sherer, PhD y CEO de la Fundación Michael Fox.

Advertisemen

Sherer aseguró que la tecnología presentada hoy “tiene el potencial de transformar nuestra capacidad de capturar y medir objetivamente la experiencia real de la enfermedad en los pacientes, con implicaciones sin precedentes para el desarrollo de medicamentos de Parkinson, el diagnóstico y el tratamiento”.

Según especialistas, “el potencial para recopilar y analizar datos de miles de personas de las características medibles de Parkinson, como la lentitud en los movimientos, el temblor y la calidad del sueño, podría permitir a los investigadores reunir una mejor imagen de la progresión clínica de la enfermedad de Parkinson y el seguimiento de su relación con los cambios moleculares”.

Según explicó Ron Kasabian, Vicepresidente de Soluciones Big Data en Intel, los nuevos “dispositivos vestibles” consisten concretamente en relojes inteligentes que contienen sensores. “A partir de un acuerdo con la Fundación de Michael Fox lo que se hizo desde Intel fue desarrollar una plataforma capaz de leer estos datos emitidos por los dispositivos y analizarlos y se planteó una investigación conjunta de diferentes fases”, detalló Kasabian.

Y añadió que “en la primera fase, que se acaba de completar, 16 enfermos de Parkinson y nueve sujetos de control sanos utilizaron dispositivos de forma continua y llevaron un teléfono inteligente durante tres dí as”.

“Además de usar los sensores -detalló-, los participantes también registraron los síntomas y las dosis de medicación en un diario. Los datos de los sensores se transmiten de forma continua a una plataforma de análisis donde se almacena, gestiona y analiza de forma segura”.

Kasabian informó que se realizará en los próximos meses una segunda etapa en la que “se seguirá trabajando en la validación de los dispositivos y la interpretación de los datos relacionados con la respuesta a la medicación”.

Michael Fox, actor estadounidense reconocido entre muchas otras películas por su participación en la emblemática saga de “Volver al Futuro”, anunció en 1998 que tenía la enfermedad de Parkinson y dos años después creó la Fundación con el fin de promover la investigación para encontrar una cura de la patología.