Una buena planificación es la base del ahorro

0
111

Cada vez se hace más necesaria una planificación de las finanzas en tiempos de crisis y uno de los principales objetivos es ahorrar más dinero y gastar menos, esto quiere decir que no podemos ser compradores compulsivos, solo se debe comprar lo que realmente vamos a consumir.

Quizás muchas personas se pregunten: ¿cómo vamos ahorrar?, si apenas lo que ganamos nos alcanza para satisfacer las necesidades primarias, en tal sentido tienen la razón, pero es necesario administrar el dinero.

Son miles las familias que en estos momentos atraviesan situaciones difíciles debido a la crisis económica en la cual está sumergido el país y el mundo en general, pero a pesar de esta lamentable situación tenemos que planificar nuestra vida para seguir adelante.

Los especialistas en materia de ahorro recomiendan que cada hogar debería funcionar como una pequeña empresa, para ello la familia debe crear un presupuesto contando con los ingresos de cada miembro del núcleo familiar y a partir de ahí crear su propio presupuesto.

Luego de haber planificado el presupuesto lo primero que deben hacer es realizar los pagos fijos como son: la hipoteca o renta, el pago del seguro del auto, la electricidad y el agua, entre otros, es decir los gastos de primer orden.

Los gastos en vestir, ocio y alimentación son gastos variables, se dice variables porque se deben realizar de acuerdo a las necesidades de cada familia.

Aunque la alimentación es un factor indispensable en la vida también debe ser planificada sin dejar de alimentarse correctamente.

Muchas familias gastan gran parte del dinero en la compra de comidas y aún más cuando hay niños y los precios de los alimentos aumentan por día, pero existen alternativas para comprar alimentos de calidad sin tener que gastar mucho dinero.

Por ello, es conveniente tener en cuenta algunas de las sugerencias de los expertos para que el dinero les rinda más a la hora de visitar el supermercado.

• Antes de salir hacer las compras debe chequear su despensa y refrigerador, ver lo que realmente necesita y preparar una lista de lo que va a comprar.

• Las compras se deben hacer una vez por semana, de esta forma evitará tener que ir otros días, lo cual provoca gastar más de lo previsto, ya que en ocasiones vamos por un producto que nos falta y salimos con el carrito lleno.

• Nunca visite el mercado con el estómago vacío, ya que puede caer en el error de cargar con alimentos que no va utilizar, que en su mayoría son altos en calorías, grasas y azúcares que solo causan daño a la salud.

• Cuando vaya a comprar los alimentos trate de buscar la marca más económica que ofrece el supermercado, en casi todos los casos tienen los mismos sabores y calidad y están a mitad de precio, no deje llevar por la marca del producto.

• No se convierta en un comprador compulsivo comprando todo lo que le provoque antojos, tome el tiempo necesario para pensar si lo necesita, esto le ayudará a encontrar mejores ofertas.

• Busque productos de temporada que resultan ser más baratos.

• La mayoría de los hogares reciben semanalmente propagandas de los supermercados donde reflejan los especiales de cada producto, así como cupones de descuentos, los cuales le permiten buscar las mejores ofertas y ahorrar dinero en sus compras.

• Evite ir al súper con los hijos, los niños se antojan de cosas que en realidad ni las comen, solo son tentados por la curiosidad.

• A la hora de elaborar los alimentos preparare recetas que les resulten económicas sin dejar de ser alimenticias, también aproveche la comida que le sobra, en muchos casos los platos preparados con lo que queda del día anterior son muy deliciosas.

Sabemos que a veces el tiempo no alcanza para tener en cuenta las sugerencias anteriores; pero si hacen un esfuerzo y son capaces de ajustarse a la situación pueden alcanzar grandes ahorros.

Recuerden: “Una buena planificación es la base del ahorro”.