Advertisement

Una niña resultó herida en la exhibición de rinocerontes en el Brevard Zoo en Florida este martes, según un comunicado del zoológico.

La niña tuvo contacto con el hocico de al menos uno de los rinocerontes cuando se cayó en la exhibición, según la comunicación. Fue trasladada al hospital, pero se desconoce su estado, dice el zoológico.

Advertisemen

“Temprano esta tarde, durante el Encuentro con los Rinocerontes, una experiencia educativa práctica con los rinocerontes blancos del Brevard Zoo, un joven invitado entró en el patio de rinocerontes y resultó herido. La familia fue trasladada a un hospital local en ambulancia. La condición de la niña es desconocida en este momento”, explicó el zoológico.

Una vocera del zoológico indicó que la niña es de uno o dos años. Ella era parte de una familia de tres miembros que participaban en una parte de la exhibición que les permite a los visitantes acceder de cerca a los rinocerontes. Dice que la familia estaba parada en un área a nivel del suelo en una plataforma de concreto, separada de los animales por postes de acero que permiten un acceso más amplio para que las personas puedan sentir o cepillar a los rinocerontes. La familia estaba con dos cuidadores del zoológico en ese momento. Dice que la distancia entre los postes es de aproximadamente 27 centímetros. La niña se metió a través de los postes en el área donde estaban los rinocerontes. Estaba siendo agarrada por el padre todo el tiempo. Las dos rinocerontes se acercaron a ella.

La vocera dice que la forma en que estos animales exploran cosas nuevas en su entorno es con su hocico. Dice que esta niña pequeña fue golpeada por un animal de 2.000 a 2.500 kilos. En el momento en que atravesó los barrotes, el padre la sacó de inmediato y la llevó a la oficina principal. El zoológico llamó al 911 y las ambulancias la transportaron al hospital.

“Durante el encuentro, los participantes y los rinocerontes son separados por una serie de barras de acero. Según testigos, el niño tropezó y cayó entre dos de los polos y
en este punto, el hocico de al menos uno de los rinocerontes hizo contacto con el niño. El zoológico ofrece esta experiencia diariamente sin incidentes desde 2009”, explicó el zoológico.

“Nuestra preocupación número uno es la seguridad y el bienestar de nuestros huéspedes y nuestros pensamientos están con la familia “, dijo Keith Winsten, director ejecutivo del zoológico. “La seguridad siempre ha sido de de suma importancia para nosotros y estamos suspendiendo estos encuentros hasta que tengamos revisados minuciosamente nuestros procesos y procedimientos para garantizar que esto no vuelva a suceder”.