Una Rara Visión Republicana de Nuestro Problema de Inmigración

0
802

[sam_ad id=”10″ codes=”true”]
Durante el pasado fin de semana Jeb Bush, ex gobernador de la Florida y posible candidato a la presidencia de los Estados Unidos por el Partido Republicano nos presentó una visión esperanzadora y sumamente compasiva del problema de la inmigración ilegal en el país.

En una entrevista por Noticias Fox, Bush llamó la atención a los miembros de su partido invitándolos a dejar a un lado la dura e insultante línea de retórica política y a entender que la mayoría de los inmigrantes indocumentados llegan a nuestro país en búsqueda de la oportunidad de poder proveer el sustento a sus familias en lo que él reconoce como un “acto de amor”.

Dijo creer que la entrada ilegal al país es una clase de crimen “diferente”. Que debe existir un precio a pagar pero que el hecho de que la gente quiera procurar el sustento familiar no debe encolerizar a los miembros de su partido.

Ahora… a esperar que la ultraderecha le caiga encima tal y como lo han hecho con cualquiera que tiene la valentía de expresar sus diferencias con el discurso fundamentalista del “tea party” y sus seguidores.

Mientras tanto hay que felicitar a Jeb Bush. Habla sin tener pelos en la lengua… dice lo que siente y le abre puertas al movimiento al que pertenece de modo que pueda existir dentro del republicanismo una visión universalista de nuestros problemas nacionales sin que esto afecte en gran manera la medida de ser o no conservador. Después de todo los miembros de su partido no pueden dejar de reconocer aunque les duela, que el brazo agrícola que trabaja nuestros campos está en su mayoría compuestos por esos inmigrantes quienes levantan su cólera y a quienes quieren “deportar”.

No se dan cuenta que sin ese brazo las neveras de los supermercados estarían medio vacías y el

precio del producto agrícola podría hasta triplicarse. Tampoco se dan cuenta que no hay ninguna fila de personas esperando para realizar esas labores.

Que les queda entonces… RESPETARNOS.

Una Rara Visión Republicana de Nuestro Problema de Inmigración