Advertisement

La corona de Miss Mundo ha caído en manos de Vanessa Ponce de León, una bellísima mexicana que ha dejado bien alto el pabellón de su país y Latinoamérica en general. La modelo de 26 años se hacía con este título en la isla china de Hainan donde se llevó a cabo este certamen de belleza.

Emocinadísima, Vanessa deslumbró con su belleza pero también con su formación. La maniquí cuenta con una maestría en comercio internacional, un diplomado en Derechos Humnos y forma parte del comité de dirección de un centro de rehabilitación de mujeres, tal y como indica el sitio web del concurso.

Advertisemen

Además, es una voluntaria activa que ha prestado su ayuda a los mexicanos migrantes a través de una organización benéfica que se dedica a ello. Todos estos detalles también la convirtieron en una de las candidatas favoritas. Y es que según el jurado su “renovado código de ética” ya no se reduce a la belleza física.