Venezolanos desbordados de felicidad con TPS en EEUU

0
100
El inmigrante y peluquero venezolano Gustavo Acosta, de 36 años, seguidor de la religión yoruba, posa con un santuario yoruba en su departamento, el martes 9 de marzo de 2021, en Nueva York. (AP Foto/Kathy Willens)

(AP) — Maria Ortiz salió de Venezuela hace cuatro años, cuando se dio cuenta de que las oportunidades de trabajo eran casi inexistentes. Recién graduada de la universidad con un título de Ingeniería en Petróleo, se subió a un avión y cambió su sueño de una carrera profesional por el de una mejor calidad de vida en Estados Unidos.

Desde entonces, Ortiz ha trabajado en las cocinas de restaurantes en el estado de Maryland, ganando suficiente dinero para criar a su hija de dos años y mantenerse durante la pandemia de coronavirus. Sus vidas podrían cambiar drásticamente este año después de la decisión del gobierno del presidente Joe Biden de ofrecer un estatus de protección temporal a cientos de miles de venezolanos que huyeron de la crisis humanitaria que enfrenta la nación sudamericana.

“Me alegra mucho saber que voy a tener una estabilidad legal, que voy a tener oportunidad de optar por un buen trabajo”, dijo Ortiz, que espera encontrar un trabajo en el que pueda aplicar sus conocimientos de ingeniería. “Sentir el alivio de saber que voy a estar aquí que no me van a sacar del país, ese alivio de saber que voy a estar segura de verdad me causa una gran emoción”, expresó la joven de 25 años.

El gobierno estadounidense anunció el lunes que otorgará un estatus de protección temporal —conocido como TPS por su nombre en inglés— a venezolanos que ya están en el país. La medida se extenderá por 18 meses y alcanzaría a unas 320.000 personas, que podrán solicitar una autorización para vivir legalmente en el país y trabajar.

El TPS para los venezolanos, que el anterior presidente Donald Trump se negó a conceder, fue acogido por inmigrantes, activistas y legisladores de ambos partidos, entre ellos algunos que habían presentado en el Congreso proyectos de ley similares.

Para poder beneficiarse, las personas deben demostrar que han vivido en Estados Unidos desde antes del 9 de marzo y aprobar una investigación de antecedentes criminales. Entre quienes pueden solicitar el TPS están las personas que permanecen en proceso de asilo y también aquellas a las que se les ha negado el asilo pero siguen viviendo en Estados Unidos.

Venezuela está sumergida en una profunda crisis política, social y económica atribuida a la caída de los precios del petróleo y a dos décadas de malas administraciones de gobiernos socialistas. Millones de personas viven en la pobreza, en medio de una escasez de alimentos y medicamentos, bajos salarios y una inflación de cuatro dígitos.