Yoga, una apropiada actividad para mejorar la calidad de vida

Todos los deportistas se aseguran de hacer estiramiento apropiado al cubrir cualquiera que sea el programa deportivo y de ejercicios, mucho más si se trata de competencia, a fin de evitar posibles lesiones, excesos de contracción muscular, los comúnmente llamados nudos, de tal modo que se promueva una función muscular más ágil, con mayor rango de movimiento, mejor postura y un equilibrio óptimo. Entonces, sin dudas casi todos hacemos estiramientos antes y después de hacer ejercicios para evitar lesiones; pero, ¿será suficiente? Pues francamente la respuesta apropiada se encuentra en la práctica de yoga.

Muchas personas restan importancia al estiramiento; sin embargo, facilita el proceso de recuperación durante fuertes regímenes de actividades deportivas y de ejercicios, y es solo cuestión de buen sentido fisiológico para el mantenimiento o incremento del rango de movimientos minimizando los riesgos al daño en el tejido muscular. Y en la medida que el esfuerzo se haga superior bien por incremento de resistencia o por soportar mayores pesos, los músculos deberán estar lo suficientemente acondicionado y por ende las exigencias del estiramiento serán superiores.

Pero, cuando hablamos de yoga
¿A qué nos estamos refiriendo?
¿Es una innovadora técnica de fitness?,
¿Un conjunto de posturas para mejorar nuestra armonía corporal?,
¿Un sistema psicofísico para encauzar nuestra vida? o
¿Un método mágico para cambiar nuestro destino?

Solo se necesita observar un poco para darse cuenta de que su alcance va mucho más allá de todo esto.
Según Mircea Eliade, “El yoga es un sistema filosófico muy antiguo que fue creado de la observación y análisis de los elementos que constituyen la experiencia humana con el objeto de poder encontrar todo aquello que abandona al hombre en el momento de su muerte y todo aquello que perdura después”
Se acredita su origen como primeras enseñanzas de aprendizaje entre los siglos dos y tres antes de Cristo, en las civilizaciones ubicadas desde el mar de Arabia a la cordillera del Himalaya, y consigo, surgieron los términos Karma, Maya, Nirvana y yoga como filosofía de vida.
Por ejemplo, el hecho de que se esté evaluando la necesidad de estiramiento es debido a las causas de un dolor o problema porque nos encontramos insatisfechos con algún aspecto físico o psíquico, y que se desea aliviar, mejorar, corregir, o solucionar para prevenir consecuencias en el futuro, y, precisamente, Karma rige la causa y su efecto.
Para el termino Maya resumido en la macro ilusión que somete al yugo opresor de la ignorancia de desconocer como suceden las cosas en realidad y cuál es el proceso real que causa el dolor inmerso en un sin fin de dudas y problemas, consecuencias de un proceso repetitivo que nos proyecta constantemente hacia el mismo sufrimiento, que llega a verse como algo real y sin solución, y que no es otra cosa que una proyección de una fatídica actitud mental, y que solo puede acabar al liberarse de la ignorancia, dando paso a la fuente de conocimiento y entendimiento como ser, y a la mente dirigida inteligentemente positiva al éxito.

En tales casos se tendrá que proponer una vía para la emancipación del mundo fenomenológico que lo aparta del conocimiento real y puro venza el dolor, el cautiverio, los problemas y la acumulación de los males, resumido en la expresión Nirvana, y que en otras palabras no es más que tomar el camino correcto hacia el renacimiento de lo positivo, felicidad y libertad.
Entonces, la función del yoga es proveer al individuo del conocimiento, las herramientas, los medios, las técnicas y poder necesario para eliminar cada uno de los obstáculos y ataduras de sometimiento que se encuentra en el camino, conduciendo hacia la libertad con disciplina, perseverancia y esfuerzo constante. Una vez dentro de este universo yogui se descubre que es mucho más que una forma de entrenamiento para mantenerse en buen estado físico y mental. Se trata de un estilo de vida integral que sana, cuida y fortalece el cuerpo, la mente y el espíritu mediante los ejercicios, movimientos peculiares, la realización de los asanas o posturas, la respiración y la meditación.

Cuando una persona practica yoga, los músculos, los huesos, las coyunturas, la mente y el cuerpo en general queden debidamente acondicionados como garantía de la mejor actitud y aptitud en lograr una mejor calidad de vida.

No olvide que estamos a su disposición para cualquier consejo, como Estudio de Salud acreditado en el Estado de la Florida, y ubicado en el 7428 S Dixie Hwy, West Palm Beach, FL 33405, así que haga su cita llamando al 561-512-9081, o vía info@calvetpersonaltraining.com, incluso visítenos en www.calvetpersonaltraining.com.

Similar Articles

Comments

Noticias recientes